La buena temporada de la Real Sociedad y Villarreal, así como el inicio irregular de Madrid y Barça hacen presagiar una temporada diferente, en la que podría haber relevo de campeón.

LaLiga Santander 2020-2021 empezaba con tres o hasta cuatro candidatos a un título que defendería el Real Madrid. Después de su buena campaña anterior, los blancos partían como favoritos para revalidar el campeonato doméstico ante el FC Barcelona, el Atlético de Madrid y quizás el Sevilla, en pleno crecimiento como club.

Pero el comienzo escalonado de los equipos de LaLiga y los momentos irregulares en estos conjuntos, han hecho cambiar la película y, de primeras, meter al menos a otros dos candidatos en la pelea. Ahora la Real Sociedad y el Villarreal son posibilidades reales para cualquiera a la hora de apostar al fútbol de España, situándose como unas alternativas al título que solo el futuro podrá echar abajo.

Los donostiarras tienen un poder joven que parece ilimitado, con una cantera de la que no dejan de salir futbolistas sorprendentes. De la mano de Imano Alguacil, ni siquiera parecen echar de menos a su jugador referencia del curso pasado, Martin Odegaard, al que han suplido de maravilla con la llegada de un David Silva que ya está dando sus frutos.

Por su parte, el nuevo Villarreal arrancaba con dudas por un cambio de entrenador que parecía innecesario. Pero el tiempo ha acabado por dar la razón a la llegada de Unai Emery a su banquillo, ya que el técnico vasco tiene al equipo amarillo muy bien clasificado en Liga y con muy buenas sensaciones en una Europa League en la que a priori debería de estar su objetivo del curso.

Una irregularidad que puede costar cara

Mientras tanto, el Madrid y el Atleti han empezado mejor que el Barça y el Sevilla, pero tampoco hay una gran diferencia entre todos ellos. Claramente, serán muy relevantes para el resultado final de LaLiga los partidos aplazados que tienen todos ellos desde el comienzo del curso, ya que empezaron más tarde, unas jornadas en las que ni muchísimo menos se les debería de contar con pleno de triunfos a estos conjuntos.

En las últimas temporadas, eran merengues y culés los grandes favoritos y máximos referentes de una competición en la que juntos han ganado 15 de los 16 títulos. El problema es que en esta campaña las cosas parecen muy diferentes en ambos casos.

Los blancos están mostrando una imagen endeble en defensa, alejada de esa que les daba el título el curso pasado, y con las mismas dudas de siempre en el ataque. Solo un resurgir de Eden Hazard parece que podría arreglar esta situación del campeón.

Los azulgranas, por su parte, acaban de comenzar con un nuevo proyecto joven e interesante, a la par que inexperto e irregular. A su enorme talento de futuro en la plantilla se le unen los desbarajustes en unos esquemas de Ronald Koeman que no terminan de encontrar soluciones.

Al mismo tiempo, el Sevilla ha empezado pagando cara la presión que ha recaído desde su debut como candidato el trono del Madrid, mientras que el Atleti, quizás el más regular de los cuatro, tampoco está sacando una gran rentabilidad de puntos con respecto al resto de contendientes, lo que abre la posibilidad de que haya otros equipos aspirantes como son la Real o el Villarreal.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre