Una joven de 16 años ha recibido una brutal paliza en uno de los parques de la localidad madrileña de Meco, cerca de Alcalá de Henares, porque es popular en las redes sociales, han denunciado sus padres.

Antes de esta agresión, ya circulaban por la localidad denuncias de que un grupo de chicos y chicas menores de edad se dedican a agredir a otros menores.  La última víctima es María Cristina, la joven que fue perseguida, incluso con bicicletas hasta tirarla al suelo y ser golpeada reiteradamente en la cabeza.

La Guardia Civil investiga el ataque, mientras la policía local ha tenido que publicar un escrito “en redes sociales pidiendo calma a la población ante la alarma creada” por esta última agresión, que ha provocado el ingreso de la niña años en la UCI.

La agresión a se produjo el pasado domingo 5 de julio sobre las ocho de la tarde, en el parque Gloria Fuertes de Meco, cuando un grupo de miembros de la “Panda el moco”, la agredieron hasta tirarla a la calzada y patearla, con sus cuerpos de gimnasio, en lo que debería calificarse de terrorismo machista.  

Según se puede ver en el video de la agresión, uno de los chicos del grupo le propinó una patada en la parte posterior de la cabeza que le hizo caer al suelo inconsciente. Según su madre, su hija solo recuerda la primera patada, del resto, nada.

La Guardia Civil ha confirmado que está investigando la agresión, así como otras denuncias de robo de móviles a menores en Meco.

La madre de la joven agredida ha presentado una denuncia en el juzgado contra seis de los menores. En ella escribe que, “después de que su hija quedara inconsciente en el suelo, le golpearon la cabeza contra una farola, a continuación, contra un bordillo y, posteriormente, le pasaron por encima con bicicletas mientras miembros del grupo grababan todo con varios móviles”.

La agresión acabó cuando un de los chavales, supuestamente un amigo, se interpuso entre ella y los agresores, y avisó a dos adultos que llamaron a la policía. La joven fue trasladada inmediatamente al Hospital de La Princesa, donde ha sido operada de un edema cerebral e ingresada en la ICI.

Los agresores presumen de sus actuaciones grabándolas y subiendo los vídeos a la red social Instagram. La agresión a María Cristina también estaría grabada en los móviles de algunos de los chavales que participaron en la agresión, dispositivos que ya tiene en custodia la Guardia Civil, con el fin de revisar el contenido para poder aclarar el suceso.

La joven y su hermana habían recibido insultos y amenazas días antes por parte de algunas de las presuntas agresoras. Por lo que el móvil del suceso podría tener su origen, según creen sus familiares, en la envidia de algunos de estos menores por el elevado número de seguidores que tiene la hermana de la agredida en Instagram.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre