El juez de Vigilancia Penitenciaria, José Luis Castro, ha autorizado la salida de prisión de la etarra Sara Majarenas, para que resida con su hija en la fundación Padre Garralda-Horizontes Abiertos, que presta apoyo a presos necesitados cuando disfrutan de permisos y semilibertad..

El magistrado ha considerado que la etarra y su hija necesitan vivir juntas “para solventar las dificultades que derivarían de una separación». El juez da prioridad a la “protección del menor”.

La niña está hasta ahora en la prisión de Picassent con la madre de lunes a viernes, en un régimen especial que permite que las presas tengan a sus hijos con ellas. El magistrado a acordado la semilibertad de la antigua miembro del “comando Levante” de ETA, para que ambas reciban «el apoyo y afecto” que necesitan madre e hija. La niña cumple hoy tres años.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre