Los dolores lumbares y de cuello causados por mantener malas posturas frente al ordenador son los más frecuentes. Foto: Flickr.

En el salto al teletrabajo la herramienta más importante no es ni el ordenador ni tener una ventana cerca desde la que se vea un lindo paisaje. Cualquiera que tenga que pasarse ocho horas sentado teletrabajando destacará que lo más importante es que su espalda no sufra. Según un estudio de la empresa Ofita, dedicada a fabricar mobiliario de oficina, el 77% de los teletrabajadores no está cómodo con su silla de trabajo en casa, lo que supone un verdadero incordio a la hora de asumir el método de teletrabajo. Muchos de los que ya llevan tiempo haciéndolo manifiestan que sus hogares no están preparados para trabajar desde casa y que empiezan a padecer los primeros problemas de salud.

Dolor de espalda

En el estudio se analizan los aspectos ergonómicos. Es decir, la adaptación al lugar de trabajo. Algo que está suponiendo un calvario para muchos, ya que más del 60% de los trabajadores se quejan de dolores de espalda, el 17% de dolor muscular en brazos y piernas y el 45% declara trabajar manteniendo posturas dolorosas o que provocan fatiga. La mayoría de los encuestados culpan al asiento en el que pasan tanto tiempo de sus dolencias: el 77% de los teletrabajadores no está cómodo con la silla de trabajo que utiliza en casa y el 93% cambiaría la silla de su casa por la que tiene en la oficina.

La silla perfecta

La silla ideal debería cumplir estos requisitos:

  • Adaptarse a su usuario.
  • El respaldo debe posibilitar que adoptemos una postura erguida.
  • Debe ser segura.
  • Debe facilitar una posición sentada dinámica.
  • Los reposabrazos son convenientes para dar apoyo y descanso a los codos y antebrazos.
  • Los asientos no han de ser excesivamente blandos.
  • Diseño que amortigüe la sacudida al sentarse.
  • El sistema Sincro es muy importante. Es el que permite que el respaldo se incline en un movimiento sincronizado con el asiento, favoreciendo el movimiento natural del cuerpo y evitando que estemos muchas horas en la misma posición.

Más problemas

Pero en el estudio se reflejan también otro tipo de problemas relacionados con el teletrabajo:

“La fatiga visual y el síndrome del túnel carpiano causado por movimientos repetitivos son dos de las dolencias más comunes, aunque, sin duda, los dolores lumbares y de cuello causados por mantener malas posturas frente al ordenador son los más frecuentes”, explican en un comunicado. La regulación del teletrabajo obliga a la empresa a pactar, por escrito, los compromisos con el trabajador necesarios para garantizarle un lugar de trabajo saludable.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre