La ONG Public Eye ha hecho públicos los resultados de una investigación que ha llevado a cabo con el apoyo de otras dos organizaciones, Basic y Clean Clothes Campaign, sobre el beneficio extraordinario que obtiene la compañía presidida por Pablo Isla, al que Harvard Business Review ha calificado como el mejor directivo de empresa del mundo, y cuyo dueño es Amancio Ortega, en la confección de una sudadera fabricada en Turquía.

Un beneficio con esta prenda que duplica los ingresos de todos los empleados que participan en su producción. Con este informe se pone en duda que Inditex se preocupe seriamente por el bienestar de las personas que trabajan con sus proveedores y también que Pablo Isla , al que se le atribuye ser simpatizante del Opus Dei, ponga por delante de la maximización del beneficio los valores cristianos, según informa La Celosía.

Opacidad

La novedad de este informe radica  en que ante la opacidad de Inditex, que no hace público el precio de compra de las prendas a sus proveedores ni los salarios que estos pagan, Public Eye a hecho público un análisis sobre qué hay detrás de la confección de una prenda representativa de la línea que Inditex encaja en su política de sostenibilidad.

Se trata de una sudadera con capucha que lleva inscrito el emblema ‘R-E-S-P-E-C-T: find out it means to me’.

El sueldo de cada trabajador ronda los 390 euros mes

Estas Ong´s han averiguado lo que Respeto significa para Inditex y el resultado no le favorece, según La Celosía:  La sudadera se teje en las fábricas turcas de Izmir, en un número de 20.000 ejemplares, que en las tiendas de Zara en Suiza se venden a 46 francos suizos (40 euros) la pieza, mientras que al proveedor le pagan 9 liras turcas por la confección (1,53 euros) y a la que imprime el mensaje con referencias de la canción de Aretha Franklin,  9 céntimos por unidad. Obviamente con estos precios se puedo imaginar el paupérrimo salario de los trabajadores.

La Ong calcula que éstos ganan entre 2.000 y 2.500 liras turcas al mes (entre 310 y 390 euros) cuando las estimaciones de Clean Clothes de un salario digno son de casi el triple.

Inditex siempre acusa de la irresponsabilidad social a sus proveedores por incumplir el código de conducta que firman y que establece que deben pagar salarios suficientemente dignos para el sostén vital de sus empleados y familias, pero debería tener en cuenta que con los precios que les impone es imposible que cumplan con este código, mientras que el beneficio de la compañía es  muy elevado (casi 3.500 millones de euros el año pasado).

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorSala familiar Ronald McDonald, un cálido rincón en el Hospital Vall D’Hebron
Artículo siguienteCampos Reina, entre Camus y Kioto
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre