La Asociación Liberados de Mapfre (ALM), una agrupación que defiende los intereses de los exempleados de la multinacional española aseguradora, se ha mostrado “satisfecha” después de que el primer falso autónomo de la compañía haya sido regularizado en el régimen general de la Seguridad Social. Es la primera batalla legal que gana esta asociación, que denuncia cientos de contratos bajo la fórmula de los falsos autónomos en la compañía cotizante del Íbex35.

El presidente de ALM, Ángel Díaz, asegura sentirse “orgulloso y satisfecho” por la “profesionalidad, la valentía y la eficacia de los inspectores de Trabajo, que en un breve período de tiempo han resuelto la denuncia y declarado de oficio el alta en la Seguridad Social de nuestro compañero J. W., de Tenerife”.

La de este trabajador es la primera de las 3.000 denuncias presentadas por ALM que prospera y que ha resultado “favorable tanto para los trabajadores a los que se les tiene que reconocer sus derechos como para las víctimas que han sufrido esta situación y, por supuesto, para los cientos que aún la padecen y esperan una solución”, añade el comunicado de prensa de la organización.

Asimismo, desde la asociación ALM manifiestan esa “alegría” con un “sabor agridulce”, ya que de igual forma resaltan “la falta de coordinación de la Oficina Nacional de Lucha contra el Fraude de la Seguridad Social (ONLFSS), que permite que ante “hechos exactamente iguales se responda de forma diferente”. ALM asegura que “la denuncia de un camarero que está detrás de una barra no es lo mismo que la denuncia de uno que está detrás de una mesa en una sucursal de Mapfre, porque Mapfre es una multinacional del Íbex35”. Por esta razón, espera que la Oficina Nacional de Lucha contra el Fraude a la Seguridad Social “unifique criterios ante la cantidad de denuncias presentadas”. Y además, denuncia que “a pesar de las múltiples pruebas presentadas” por los falsos autónomos, las mismas en todas las sucursales de Mapfre inspeccionadas, “en algunas no encuentran pruebas suficientes y remiten al denunciante a los Juzgados de lo Social”.

Por todo ello, desde la asociación no dan crédito a la “desigualdad” de lo expuesto en las distintas pruebas de denuncia, pues “lo cierto es que todos los inspectores han recibido la misma información y todas las situaciones son idénticas. Falsos autónomos de manual”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − ocho =