Las familias piden una enseñanza no presencial hasta que se garantice la seguridad. Foto: Flickr.

Desde la Agrupación de Familias por una Elección Educativa Segura (AFEES) cuantifican que un total de 5.000 familias han optado por no llevar a sus hijos al colegio en el inicio del curso 2020-21. La nueva normalidad no garantiza lo suficientemente la seguridad a unas familias que les preocupa que el contagio de la COVID-19 pueda llegar a casa y producir un desastre. “Si mi hija trae a casa el Coronavirus, y nos contagiamos todos, ¿quién cuidaría a de mi hijo que tiene una enfermedad crónica compleja? No se trata de miedo, se trata de responsabilidad”, explica Sesa Cameán portavoz de AFEES y madre de dos hijos, en declaraciones exclusivas a Diario16. “Tenemos una familia que la madre tiene cáncer y convive con los abuelos en el mismo domicilio. Para ellos un contagio sería terrible”, detalla Cameán esta situación, que pone de relieve la fragilidad de algunos núcleos familiares frente a la pandemia.

Filtros especiales

Sesa es una de las madres que ha optado por no llevar a sus hijos al colegio porque no consideran que las aulas sean lo suficientemente seguras. “La niña no va al cole porque en el centro la Tordaria de Tordera son 30 alumnos a menos de un metro y con mala ventilación. La ventilación no es una ventana abierta. Se necesitan filtros especiales”, explica. Sin embargo, la portavoz de AFEES tiene otro hijo que si que irá a la escuela. “El chico sí que irá porque se garantizan las ratios y la ventilación correcta”, afirma.

Necesidades especiales

En el modelo de escuela inclusiva que reina en Cataluña los niños que necesitan algún tipo de atención especial conviven con aquellos a los que se les puede dejar más sueltos. Pero, en estos momentos en los que los recursos deben adaptarse a mayores necesidades, los pequeños con una sensibilidad especial pueden verse más desatendidos. “Nuestro centro tiene a un profesional que dedica 18 horas semanales para atender a los niños con diversidades que van desde el autismo al Trastorno de Déficit de Atención (TDA). Es inviable que estos niños estén bien atendidos en este espacio de tiempo”, continua la portavoz de AFEES.

Falta de confianza

Desde AFEES no confían del todo en estudios como el que se realizó en la Vall d’Hebron para calcular el impacto de la COVID-19 en los más pequeños. “El estudio de la Vall d’Hebron es un estudio preliminar. No es un estudio concluyente, y si no es concluyente no es verídico. Además,  se hizo con un número muy bajo de familias”, explica Cameán. Las familias que pertenecen a esta agrupación manifiestan que estarían encantadas de poder llevar a sus hijos al colegio y lamentan una situación que para ellos tiene solución. “Es muy fácil bajar una ratio, pero no han querido. Valoran el proyecto antes que las vidas humanas”, explica. La portavoz de AFEES tiene claro que la solución pasa por unas medidas higiénico-sanitarias más exhaustivas: “Si me garantizan la debida seguridad, yo llevo a mis hijos al colegio sin problemas. No puede ser que profesores y alumnos deban responsabilizarse de la limpieza en las escuelas”.

Enseñanza online

La alternativa que proponen desde AFEES es una enseñanza no presencial hasta que se garanticen las medidas de seguridad necesarias para que las aulas no se conviertan en un foco de riesgo que permita que la COVID-19 llegue a las casas con personas en situación vulnerable. “Pedimos que nos dejen elegir un método online”, reclama Cameán. Pero desde el Gobierno de Cataluña se ha apostado por la preespecialidad. El consejero de educación Josep Bargalló ha declarado esta mañana que “el absentismo no ha sido significativo y se ha concentrado en los colectivos vulnerables”. Además, ha asegurado que no se emprenderán medidas legales contra las familias que no han llevado a sus hijos al colegio.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Es como los profesores que bien viven sin ir a clase y cobrando.Los niños en clase se contagian de covid ,pero en los jardines y parques a rebosar ahí no se contaminan.ANDA YA.El mundo al revés.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre