jueves, 19mayo, 2022
30.5 C
Seville

Un Papa sin piedad frente a la tragedia de Ucrania

En un gesto impropio y de poco tacto diplomático, el Papa de Roma culpa a los “ladridos de la OTAN” de haber precipitado la agresión, invasión y guerra de Rusia contra Ucrania

- Publicidad -

análisis

Llega el rey emérito, empieza el circo de Sanxenxo

Los ricos son animales de costumbres. Pase lo que pase, ellos nunca rompen sus hábitos y rutinas diarias. Por la mañana, baño termal y...

El Repaso del 19 de mayo: la viruela del mono, guerra en Ucrania, libertad de expresión y portadas

En El Repaso analizamos las principales noticias, comparamos las portadas tanto nacionales como internacionales y seguimos la evolución de las mismas. Puedes escucharlo en...

Ingenieros de Montes e Ingenieros Técnicos Forestales en huelga indefinida piden a la Xunta de Galicia que se cumpla la ley

Los técnicos forestales temporales de la Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia iniciaron una huelga indefinida el pasado 6 de mayo...

¿Es posible un ataque nuclear preventivo?

Zbigniew Brzezinski, autor del libro “El gran tablero mundial. La supremacía estadounidense y sus imperativos geoestratégicos” (1.997),considerada la Biblia geoestratégica de la Casa Blanca...
- Publicidad-

En un gesto impropio y de poco tacto diplomático, el Papa de Roma culpa a los “ladridos de la OTAN” de haber precipitado la agresión, invasión y guerra de Rusia contra Ucrania. Eso es todo lo que tiene que decir el Papa de Roma y punto. Sin negarse a condenar aunque sea levemente al sátrapa ruso Vladimir Putin, el Papa también se niega a visitar Kiev y solidarizarse con los ucranios, mientras que anuncia que irá a Moscú a visitar a su amado Putin.

El Papa más controvertido (y bocazas) de la historia de la humanidad, sin lugar a dudas, podría haberse callado ante la crisis de Ucrania, como ha hecho tantas veces en las que se ha negado a condenar la brutalidad de los regímenes de Venezuela, Nicaragua y Cuba, y haber dejado las cosas tal como estaban, pero no fue así y tuvo que opinar de la forma más inoportuna. Culpar a la OTAN de la tragedia que está aconteciendo en Ucrania, como ha hecho el Papa, es una irresponsabilidad y, de cierta forma, es compartir los argumentos del Kremlin que justifican esta guerra injustificable.

El Papa ha callado durante toda esta guerra, negándose a condenar los ataques indiscriminados contra objetivos civiles, que incluyen escuelas, hospitales, viviendas, comercios, fábricas e infraestructuras, y tampoco se ha dignado a visitar aunque sea solo uno de las decenas de campos de refugiados abiertos en todos los países vecinos de Ucrania. Ya han abandonado el país unos seis millones de ucranios y la ACNUR calcula que unos doce millones más tratan de salir del país y están atrapados a la espera de poder salir esta abatida nación, es decir, que Europa podría tener que hacer frente a unos 18 millones de refugiados, la mayor crisis humanitaria desde el final de la Segunda Guerra Mundial. De todas estas cosas, junto con la muerte de miles niños asesinados por las bombas rusas, el Papa no habla, el dolor humano para él no existe, solamente los “ladridos” de la Alianza Atlántica.

El Vaticano conoce lo que está pasando, está perfectamente informado y al tanto de la tragedia ucrania en toda su dimensión. El Papa es  el Jefe de Estado del país más informado del mundo, ya que tiene al menos uno de sus agentes en todas las más recónditas aldeas y ciudades del planeta escondidos bajo las sotanas de miles de sus fieles sacerdotes y jerarcas eclesiásticos. El Vaticano, al igual que era está ocurriendo con Ucrania, conocía a la perfección que los nazis, junto con sus verdugos voluntarios, estaban perpetrando la mayor matanza de la historia: el Holocausto.

El controvertido Papa de entonces, Pío XII, conocía de primera mano, por boca de los obispos de las zonas ocupadas, lo que estaba pasando pero no hizo nada de nada para evitarlo, ni siquiera alzar la voz para condenar al régimen nazi y a su máximo líder, Adolf Hitler. Mas bien lo contrario: la Iglesia católica, para conservar sus pertenencias en todo el mundo pero especialmente en las zonas ocupadas por los alemanes, mantuvo su consabida neutralidad, que no era más que maquillar  los brutales crímenes perpetrados, y la condena a la Shoah apenas llegó años después. Qué cinismo. El Papa actual, igual que entonces, practica la misma política frente a la Rusia de Putin.

La historia se repite

Ahora, como durante el Holocausto, la historia se repite. Resulta sorprendente que el Vaticano tenga, ante esta invasión desproporcionada en sus medios militares, salvaje en sus ataques a objetivos civiles y manipuladora en su supuesta justificación “histórica”, el mismo discurso que la izquierda e invoque el “no a la guerra”, un eufemismo para esconder el comienzo de otro genocidio como estamos contemplando con todo lujo de detalles en todos los medios y canales de información internacional. Los civiles son uno objetivo de la guerra y no víctimas de los supuestos “daños colaterales”. Y el Papa calla ante estos hechos y se niega a solidarizarse con las víctimas, mientras ya ha anunciado que irá a visitar pronto a su amado Putin. 

En estos momentos, al igual que en 1939, cuando Hitler atacó a Polonia, tenemos que tener claro quién es el enemigo y quién es el agredido, quién es el pérfido asesino y quién la víctima. No nos equivoquemos de bando. Mientras tanto, el Santo Padre, oráculo y embajador de todo tipo de tiranías y dictadorzuelos, sigue sin condenar al sátrapa asesino, mientras las bombardeos resuenan en las ciudades de Ucrania y en nuestras conciencias. 

Culpar a la OTAN de esta guerra, que lo único ha hecho es sortear las provocaciones rusas para evitar una tercera guerra mundial, es una absoluto despropósito. Coincide en esta acusación, por cierto, con la de la extrema izquierda más radical de todo el planeta, quien sigue empeñada en dejar desarmados a los ucranios frente a los rusos y en no enviarles armas. Escondida bajo el cínico discurso pacifista y anti OTAN, la extrema izquierda de todo el planeta, junto con una buena parte de cierta extrema derecha, sigue, como el Papa, empeñada en creer y repetir las burdas patrañas de Putin para justificar esta brutal guerra. Este Papa, desde luego, no tiene piedad y adolece de un mínimo sentimiento humanitario hacia los ucranios. Qué tristeza.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

2 Comentarios

  1. No le falta razon al Papa de Roma.
    La OTAN de EEUU,con su voracidad de mas,mas,mas..y su incumplimiento de acuerdos pasados con Rusia es quien ha provocado que Rusia invada Ucrania.
    La OTAN es un organismo de EEUU ofensivo,invasivo y esto esta mas que demostrado.No solo ladra,sino que muerde y despedaza.
    En estos momentos,como en 1939,el enemigo son los nazis y de nazis saben mucho los ucranianos,tienen en este momento al batallon Azov,nazi puro,integrado y armado por Zelenski y los paises occidentales,incluido España,que han asesinado a mas de 12 mil personas desde 2014.
    Y si hablamos de invasores..¿Hay que recordar las invasiones de Irak,Afganistan,Libia,Siria,Corea,Vietnam,Cuba…etc..?

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Icon, la nueva línea de ropa de Springfield 100% sostenible

La conocida marca textil española ha dado un salto hacia la moda sostenible, creando una nueva línea de prendas versátiles y cómodas, teniendo como...

Acción por el «voto negativo»

I)Actualmente todos o casi todos estamos de acuerdo en que la situación global en la que nos encontramos es extremadamente delicada desde el punto...

Bolaños amenaza con quemar a los del Vox

“Por su obras los conoceréis, guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros con vestidos de oveja pero por dentro son lobos rapaces”...

LUIS ARTERO, el muy difícil arte de acabar bien

El pensamiento me cruza por la cabeza como una revelación. Es evidente que Luis Artero, el casi abuelo de mi hijo Max, siempre fue...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Rusell Blaylock, neurocirujano sobre la pandemia de COVID-19 «¿Cuál es la verdad?»

En la revista internacional de neurología quirúrgica, SNI por sus siglas en inglés, se ha publicado recientemente un editorial firmado por Rusell Blaylock, neurocirujano...

Sale a la luz el informe del Consejo Interterritorial de Salud de noviembre del 21 que reconoce los aspectos negativos del Pasaporte Covid en...

La Asociación Liberum ha informado hoy sobre la publicación del informe relativo a la ponencia de alertas del Consejo Interterritorial de Salud (pasaporte Covid-19)...

Fuimos esenciales y ahora somos invisibles

Principios del año 2021. Bomberos, guardias civiles, trabajadores sociales, enfermeros, profesores, policías y demás cuerpos esenciales de estado español fuimos citados para la vacuna...

BionTech reconoce ante la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU no poder demostrar suficiente eficacia y seguridad de la vacuna de Pfizer y...

El informe anual que la compañía BionTech ha presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, fechado en el pasado 30...

El Ministerio de Sanidad niega la existencia de un informe que sí ha sido presentado por la Consejería asturiana sobre la valoración del pasaporte...

Esta mañana, en Diario16.com informábamos de la noticia relativa al informe del Consejo Interterritorial de Salud celebrado en el mes de noviembre de 2021...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Icon, la nueva línea de ropa de Springfield 100% sostenible

La conocida marca textil española ha dado un salto hacia la moda sostenible, creando una nueva línea de prendas versátiles y cómodas, teniendo como...

Acción por el «voto negativo»

I)Actualmente todos o casi todos estamos de acuerdo en que la situación global en la que nos encontramos es extremadamente delicada desde el punto...

Bolaños amenaza con quemar a los del Vox

“Por su obras los conoceréis, guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros con vestidos de oveja pero por dentro son lobos rapaces”...

LUIS ARTERO, el muy difícil arte de acabar bien

El pensamiento me cruza por la cabeza como una revelación. Es evidente que Luis Artero, el casi abuelo de mi hijo Max, siempre fue...