Un padre maltratador, y que ya había cumplido su pena de prisión y multa, tendrá que pagar la manutención de su hija de 27 años que aún tiene secuelas que le impidieron estudiar y adaptarse a un trabajo.

Ahora, transcurridos varios años desde que saliera de la cárcel, un tribunal ha considerado que tiene que seguir pagando las consecuencias de lo que hizo. Al menos, económicamente. Deberá seguir pasándole una pensión su hija porque el daño sufrido le dificulta su adatpación a la vida adulta.

jueces de la Audiencia Provincial de Lugo que han estudiado el caso de A. M., de 27 años, después de que su padre decidiese que no iba a cubrir su manutención. Lo hacía desde el divorcio de su madre y después de haber sido condenado por malos tratos psicológicos hacía unos años. Pero quería dejar de hacerlo porque veía que su hija ni acababa los distintos estudios que intentó emprender (Psicología, entre otros) ni lograba mantenerse en un trabajo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − seis =