lunes, 4julio, 2022
18.7 C
Seville

Un juez se contradice a sí mismo y salva al Santander y a Ana Patricia Botín

El juez Andrés Sánchez Magro ha desestimado en su integridad la demanda interpuesta por el abogado y accionista del Santander Eduardo Martín Duarte por la presunta manipulación de las juntas de accionistas con una sentencia que contradice los argumentos expuestos por el propio juez en un auto dictado en la misma causa

José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

Redistribuir la riqueza ante inflación y guerra

La invasión imperialista rusa de Ucrania va a prolongarse, amenazando la paz y la estabilidad, y amplificando los efectos que ya está teniendo en...

El Efecto Sánchez: los salarios se devalúan un 6,4% y la inflación se dispara al 10,2%

Pedro Sánchez comparecerá ante el pueblo español para rendir cuentas entre el 12 y el 14 de julio después de 4 años en los...

El Repaso del viernes 1 de julio: conclusiones de la cumbre de la OTAN, Finlandia y Suecia siguen fuera, guerra en Ucrania y portadas...

En El Repaso te pondrás al día en un "santiamén". Puedes escuchar El Repaso de hoy en formato audio, pulsando aquí (no te olvides...

Pedro Sánchez ahora tiene prisa para rendir cuentas ante el pueblo, tras 4 años escondido

Pedro Sánchez ha tardado más de 4 años en dignarse a rendir cuentas ante el pueblo español. Desde junio de 2018 en que fue...
- Publicidad -
- Publicidad-

Ayer se hizo pública la sentencia del caso de las delegaciones de votos del Santander en el que estaban demandados tanto la propia entidad cántabra como su presidenta, Ana Patricia Botín.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Diario16, ha desestimado en su integridad la demanda interpuesta por el abogado y accionista del Santander Eduardo Martín Duarte. Lo más sorprendente de esta decisión judicial es el juez Andrés Sánchez Magro se contradice respecto a los argumentos expuestos en un auto de medidas cautelares dictado en la misma causa.

Según el auto, las tarjetas para la delegación de voto generan «dudas que se reflejan en que solo son los cargos propuestos por el consejo en vigor los que son aceptados en las juntas, siendo relevante que no haya claramente otras propuestas de consejeros distintos que hayan sido apoyados en las propias juntas». Además, el mismo auto afirma que dichas tarjetas «tienen una redacción que delega casi por la fuerza de la gravedad, ya que en la delegación de la tarjeta se consigna por un lado una casilla donde se puede delegar a la presidenta del consejo de administración el voto, otra casilla donde se puede delegar a un tercero, pero luego cuando alguien no delega según la casilla inicial la intención de voto, establece que se entenderá conferida a la presidenta del consejo de administración. Esta cuestión es de dudosa imparcialidad ya que si el accionista no ha delegado el voto en la presidenta poniendo una cruz o un indicativo en la casilla donde ésta se ofrece a representarle, es evidente que puede ser interpretado de dos maneras».

Además, el auto de Sánchez Magro de noviembre de 2020, afirma que las tarjetas están redactadas de manera que hay una atracción clara hacia la defensa de los que gobiernan la entidad en el momento en que se va a producir la junta.

Sin embargo, Sánchez Magro expone en su sentencia que desestima «la prohibición de utilizar las tarjetas de asistencia, delegación y voto a distancia para las juntas de accionistas con la redacción actual» que existe un amparo legal respecto a los puntos de orden del día y del voto a distancia pero no hace mención a lo que sí hizo en su auto y, además, señala que no se invoca violaciones legales. Entonces, ¿por qué si hizo mención en el auto anterior?

En la demanda de Eduardo Martín Duarte se señalaba la utilización que se hacía de los medios del banco para captar las delegaciones en favor de Ana Patricia Botín. A este respecto, el auto señala que «estar amparados en el texto de las tarjetas, ya que también, […] el delegar el voto en el secretario del consejo de administración en caso de conflicto de interés, siendo que el referido secretario está incrustado de forma permanente en el organigrama del propio banco puede conducir a que no se den los requisitos de objetividad e imparcialidad que establecen los criterios de la directiva o la ley de sociedades de capital».

La primera de las interpretaciones que señalaba el magistrado en noviembre de 2020 era que el accionista no quiera delegar en Ana Patricia Botín y señala la primera casilla. Sin embargo, es la segunda interpretación la que más favorece al Santander y a su consejo, puesto que cuando el accionista lee la frase «se entenderá conferida a la presidenta del consejo de administración toda la delegación que no contenga expresión nominativa de la persona física o jurídica en la que se delega» puede entender que su voluntad está interpretada por esa frase y por tanto su intención sería delegar en la presidenta del banco. «La redacción de la delegación de voto en este terreno es dudosa», señalaba el auto.

No obstante, ahí no acababan las posibles irregularidades expuestas por Sánchez Magro en noviembre de 2020, puesto que en la tarjeta, tras las instrucciones de voto para las diferentes opciones de propuestas del consejo se añade otra frase muy confusa: «si el representante designado conforme a las indicaciones precedentes se encontrase en conflicto de interés en la votación de alguna de las propuestas, que dentro o fuera del orden del día se sometan a la junta, y el representado no hubiera impartido instrucciones de voto precisas a lo previsto en esta tarjeta, la representación se entenderá conferida al secretario general», es decir, a Jaime Pérez Renovales.

En este sentido, el auto era demoledor: «Si tenemos en cuenta que el secretario general está vinculado al órgano de administración, en primer lugar, la delegación de voto de esa manera pudiera, […] vulnerar los derechos de ese mismo accionista, que ve como en caso de conflicto de interés no tiene alternativa y que no hay ninguna salida para no delegar en una persona tan ligada en ese preciso conflicto de interés».

Sin embargo, la sentencia es otro cantar. Por un lado, Sánchez Magro afirma que en la demanda no se logra «concretar el modo en que las tarjetas de asistencia a la junta vulneran la legalidad documental exigida […] en relación con la solicitud pública de representación en las sociedades anónimas y el ejercicio del derecho de voto por administrador en caso de solicitud pública de representación».

Respecto al conflicto de intereses por la subdelegación en el secretario general, al contrario de lo que afirmaba en el auto de noviembre de 2020, la sentencia hace mención a que «en la tarjeta de asistencia es que en tales casos de conflicto de intereses, el representante será el secretario general no consejero, por sustitución prevista en los estatutos sociales, al amparo del art. 522 LSC. Por tanto, es del todo admisible la cláusula de cierre contenida en la tarjeta según la cual está prevista la subdelegación en el secretario general (no consejero), si existe un conflicto de interés de un miembro del órgano de administración y el accionista no impartió instrucciones precisas de voto».

Respecto al sistema dual de votación señalado en la demanda, es decir, que si el accionista no vota ni a favor ni en contra de los puntos del orden del día propuestos por el Consejo del Santander automáticamente su voto se contabiliza como positivo, Sánchez Magro afirma en su sentencia que la pretensión de declararlo ilegal está «dirigida a impugnar la vigencia del reglamento de la junta en orden al cómputo de los votos de aquellos accionistas que no hayan expresado su voto en contra, en blanco o abstención, no puede tener cauce en estos autos, sino que exige otras actuaciones, como socio ante la junta general y como parte en la correspondiente acción de impugnación de acuerdos sociales aprobados».

Estas contradicciones entre el auto de noviembre de 2020 y la sentencia de junio de 2022 muestran una vez más que en España es muy complicado condenar al Santander. No hay más que recordar lo que Andrea Orcel afirmó tener grabado de boca de uno de los principales directivos del banco que «el Santander sólo pierde en los tribunales los casos que quiere». Esta demanda, evidentemente, no la quería perder y la ganó…, de momento.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. El juez o algún familiar quizás se esté hinchando a dar cursos y conferencias… O algún pago directo igual. Solo hay que recordar ese… Querido Emilio… Este país da asco, sobre sus jueces mejor ni hablar.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

El gasto turístico alcanzó en mayo el nivel prepandemia

España recibió en mayo siete millones de turistas internacionales, con un gasto total de 8.023 millones de euros, similar al nivel prepandemia. Además, el...

Podemos pide a Marlaska modificar el Código Penal Militar en su aplicación a la Guardia Civil

Unidas Podemos ha remitido una misiva al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, donde pide aceptar una reclamación histórica de los guardias civiles y...

El paro baja en 42.409 personas en junio frenándose su consolidación, pero creando estabilidad en el empleo

La afiliación a la Seguridad Social suma 77.000 empleos en junio y 263.000 en el primer semestre de 2022, alcanzando los 20.102.037 afiliados de...

Ayuso hace el ridículo al confundir la Ley de Memoria Histórica con la Ley de Memoria Democrática

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha hecho el ridículo al confundir la Ley de Memoria Histórica, aprobada en 2007,...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Banco Popular: el Santander podría provocar un cerco más estrecho contra Emilio Saracho y la JUR

El cerco sobre la responsabilidad de Emilio Saracho y de la Junta Única de Resolución se podría estrechar aún más por un movimiento de...

Banco Popular: las coacciones, amenazas y engaños que no quiere investigar la Audiencia Nacional

a frase de Saracho «o se declara la inviabilidad o ateneos a las consecuencias» resonó en varias ocasiones en las paredes de la Audiencia

Banco Popular: el acta de la inviabilidad infringió el Código del Registro Mercantil, pero la Audiencia Nacional no lo investigará

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ratificó la decisión del juez Calama de no investigar determinados hechos sucedidos en la reunión...

Más de la mitad de los padres han decidido no poner la pauta completa a sus hijos de la vacuna contra el Covid-19 en...

Los menores que han recibido la pauta completa de la vacuna contra el COVID-19 no llega al 50%.  Desde el Comité Asesor de Vacunas han...

Jeffrey Sachs responsable de la comisión COVID-19 en The Lancet: «Estoy bastante convencido de que el virus salió de un laboratorio de EEUU»

Jeffrey Sachs es profesor de Economía en la Universidad de Columbiaa, en EEUU, de reconocido prestigio a nivel internacional. Es director del Centro para...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

El gasto turístico alcanzó en mayo el nivel prepandemia

España recibió en mayo siete millones de turistas internacionales, con un gasto total de 8.023 millones de euros, similar al nivel prepandemia. Además, el...

Podemos pide a Marlaska modificar el Código Penal Militar en su aplicación a la Guardia Civil

Unidas Podemos ha remitido una misiva al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, donde pide aceptar una reclamación histórica de los guardias civiles y...

El paro baja en 42.409 personas en junio frenándose su consolidación, pero creando estabilidad en el empleo

La afiliación a la Seguridad Social suma 77.000 empleos en junio y 263.000 en el primer semestre de 2022, alcanzando los 20.102.037 afiliados de...

Ayuso hace el ridículo al confundir la Ley de Memoria Histórica con la Ley de Memoria Democrática

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha hecho el ridículo al confundir la Ley de Memoria Histórica, aprobada en 2007,...