Con la llegada del coronavirus, una suerte de virus afloró de forma paralela. La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó cuando el COVID-19 empezó a expandirse por todo el planeta de que “no estamos luchando únicamente contra una epidemia; estamos luchando contra una infodemia”. También avisó de la similitud con el virus en su propagación: “las noticias falsas se propagan con más rapidez y facilidad que el propio virus, y son igual de peligrosas”.

Un informe realizado por Avaaz, un movimiento global con mas de 56 millones de miembros en todo el mundo indica que en Facebook “proliferan los falsos remedios y las teorías de la conspiración”, así como que estos contenidos “permanecen en la plataforma el tiempo suficiente como para suponer un riesgo para millones de personas”.

Como respuesta a esta crisis sanitaria, económica y social, el presidente de Facebook, Mack Zuckerberg, junto a otros directivos de la empresa lanzaron una campaña mediática para “publicitar los esfuerzos adiciones de su compañía por frenar la propagación de bulos relacionados con el COVID-19”. El informe destaca que Facebook “anunció que dichos esfuerzos habían sido rápidos, contundentes y se habían ejecutado bastante bien”. El pasado mes de febrero, el equipo de Avaaz comenzó a “detectar y a rastrear la desinformación rampante que rodea al COVID-19 en la red”, informan en un comunicado, y un mes después pasó al análisis y evaluación de la eficacia de “los esfuerzos” que Facebook puso en marcha para “combatir esta infodemia en su plataforma principal”.

Características y resultados del estudio

Para este estudio decidieron examinar a más de un centenar de bulos sobre el virus clasificado como “falsos, engañosos y causantes de daños potenciales al público”, en seis idiomas diferentes. Así, descubrieron que existen “millones de usuarios de la plataforma que continúan expuestos a los peligros del consumo de información falsa y perniciosa sobre el coronavirus a gran escala”, comentan desde Avaaz. Los cálculos de la muestra seleccionada se compartieron más de 1,7 millones de veces en Facebook y tuvieron unos 117 millones de visualizaciones estimadas. No obstante, sin despreciar “la labor encomiable del equipo anti-desinformación de Facebook”, el equipo de investigación de Avaaz considera que “las políticas actuales de la red social han sido insuficientes a la hora de proteger a sus usuarios”.

El informe revela que “del 41% de los bulos que siguen en Facebook sin etiquetas que alerten de su contenido falso, el 65% ha sido desmentido por los socios del propio programa de verificación de la plataforma”. Además, durante el tiempo que duró la investigación, “el contenido permaneció en la red social pese a que la compañía había prometido publicar «advertencias serias» que alertaran contra la desinformación señalada por verificadores de datos y otros organismos externos, y retirar todos los bulos susceptibles de causar un daño físico inminente”, asegura Avaaz en su comunicado.

Por otro lado, Avaaz ha constatado que “Facebook tarda un tiempo significativo en aplicar sus medidas contra la desinformación”, y que dichos retrasos son preocupantes porque “permiten a millones de usuarios acceder a contenido desinformativo sobre el coronavirus antes de que la plataforma pueda llegar a tardar hasta 22 días en degradar dicho contenido y en publicar etiquetas que notifiquen que se trata de un bulo, lo que deja un margen de tiempo muy amplio para que se viralice”. Asimismo, el análisis expone que los usuarios italohablantes e hispanohablantes “podrían ser más vulnerables a la exposición de bulos”, pues Facebook aún no ha emitido etiquetas de advertencia en un 68-70% del contenido examinado en italiano y español respectivamente.

De esta manera, Avaaz explica que “la magnitud de esta infodemia combinada con la reticencia de Facebook a notificar de forma retroactiva y enviar rectificaciones a todos y cada uno de los usuarios que hayan estado expuestos a bulos perniciosos sobre el coronavirus socava los esfuerzos por «frenar la curva» en todo el mundo y podría, potencialmente, suponer un peligro para muchas vidas”.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre