La crueldad del machismo defensor del sometimiento de la mujer no conoce límites en su crueldad ni fronteras. En Eslovenia, un hombre, que además está siendo juzgado por el presunto asesinato de una pareja anterior, obligó a su novia a cortarse una mano para cobrar 1,2 millones de euros en indemnizaciones de varios seguros que habían contratado previamente. Así lo ha informado la agencia SVT de Eslovenia. El tribunal determinó que, en base a las pruebas analizadas, no se pudo tratar de un accidente sino de un hecho premeditado.

La mujer ha sido condenada por un tribunal a dos años de arresto domiciliario a pesar de que durante el juicio ella alegó que los hechos se produjeron por un accidente cortando leña. El hombre fue condenado a tres años de prisión al considerar los jueces que fue el inductor de las autolesiones de la mujer con el fin de cobrar las indemnizaciones correspondientes a 5 pólizas de seguro contratadas.

Cuando se produjeron los hechos, los servicios sanitarios eslovenos encontraron la extremidad de la mujer y lograron reimplantarla. Sin embargo, los exámenes periciales posteriores demostraron que la joven continuaba autolesionándose para evitar la recuperación y cobrar las indemnizaciones que quería cobrar el hombre.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre