Un helicóptero de la Policía Nacional ha cazado de forma infraganti, una fiesta clandestina y multitudinaria de jóvenes en el municipio madrileño de Leganés. El sarao totalmente ilegal e irresponsable, se ha producido durante el estado de alarma y cuando hemos superado ya los mil fallecidos en nuestro país por el coronavirus.

Los agentes pillaron vía área a los jóvenes, que fueron identificados y multados con una sanción mínima de 600 euros. La detección de la fiesta fue durante una inspección rutinaria de la aeronave por la citada localidad de Leganés. Desde la calle no se podía detectar la fiesta, ya que estaba en un sitio de difícil acceso.

El Director Adjunto Operativo de la Policía, José Ángel González, ha explicado durante la rueda de prensa de los técnicos del comité de seguimiento del coronavirus “ayer detectamos una fiesta de una gran cantidad de jóvenes y procedimos a la sanción de todos los que allí se encontraban”, no obstante “la normalidad sigue siendo absoluta. Muy buena colaboración y muestras de afecto en todos los sitios”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre