Según un estudio que acaba de publicarse por los investigadores de la Universidad de Massey, el secreto para terminar con el coronavirus en Nueva Zelanda se ha debido a la confianza en las autoridades y a la responsabilidad de la ciudadanía.

Según informa The Guardian, el Dr. Jagadish Thaker, profesor titular de la escuela de comunicación, periodismo y marketing de la Universidad de Massey, la clave ha estado en la unión de la sociedad: «nos unimos como país, en parte porque creíamos en nuestros expertos políticos y sanitarios, cumplimos con lo que teníamos que hacer».

Las claves en la comunicación, según este experto se hallan en haber dado los mensajes de manera clara, amable y empática.

En Nueva Zelanda han fallecido 22 personas a causa de la COVID-19, y ha habido menos de 1.500 infecciones. Las medidas fundamentales fueron el cierre fronterizo y el bloqueo nacional el 25 de marzo.

En el estudio, los investigadores han podido comprobar el alto nivel de conocimiento sobre la enfermedad que tienen los neozelandeses. Ocho de cada diez encuestados ha manifestado haberse lavado las manos con asiduidad, y 9 de cada 10 practican distanciamiento social con todos sus contactos. La mayoría de los encuestados han sabido darse cuenta de las noticias falsas, y mantener siempre las medidas de precaución y seguridad en estándares elevados.

Hoy las fronteras permanecen cerradas, a pesar de que hace dos meses que han vuelto a la «nueva normalidad».

La primera ministra, Jacinda Ardenr ha logrado los mayores índices de valoración por parte de la población, siendo la líder más popular en todo un siglo. Ha sido, según los epidemiólogos de la universidad de Otago, Michael Baker y Nick Wilson, un «liderazgo brillante, decisivo y humano». Tanto Arder como la directora general de salud, Ashley Bloomfield han tenido calificaciones casi perfectas por parte de los encuestados cuando han sido preguntados por su estilo en la comunicación y su perfil de liderazgo durante la pandemia.

En el estudio también se revela que uno de cada tres neozelandeses está convencido de que el virus se ha creado en un laboratorio.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Exactamente Luis , en esta sociedad cavernícola poco vamos a conseguir. Mucho señorito que se cree más que los demás , mucho nacionalismo
    de pacotilla y mucho progresista iluminado y todos mirando por si mismo. Así poco se va a conseguir y mientras tanto los políticos haciendo de todo menos unirse para sacar esta ruina de país adelante.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre