El diputado del PP de la Asamblea de Madrid Juan Van-Halen ha afirmado que el asesinato del poeta más universal, Federico García Lorca de “un error cometido por un régimen político en sus inicios” y ha rechazado la “ideologización de su figura”, ya que ha asegurado que era “una persona inteligente y liberal”.

Estas despreciables palabras, las ha pronunciado en el pleno de la Asamblea de Madrid de esta mañana. El diputado del PP ha preguntado al consejero de Cultura, Jaime de los Santos, sobre cómo va a celebrar el Gobierno regional el centenario de la llegada de Federico García Lorca a Madrid.

En su intervención, el diputado Juan Van-Halen del PP ha dicho que “fue a su vuelta a Granada donde tiene lugar el execrable asesinato de Lorca”, que ha calificado como “uno de los mayores errores cometidos por un régimen político en sus inicios”.

Hay que aclarar que a Lorca lo asesinaron (fusilaron) el 18 de Agosto de 1936, junto a otras personas en la madrugada del 18 de agosto, en la carretera que une Víznar y Alfacar (Granada), un mes después del Golpe de Estado del dictador Franco contra la II República española, única institución legalmente constituida en España. Fue asesinado tanto por sus ideas, como por ser homosexual. Fue un asesinato ideológico, muy que le pese a la derecha española.

Juan Van-Halen del PP ha seguido mancillando la figura de Lorca, al asegurar que el asesinato del poeta no fue ideológico. Ha calificado a Lorca de “una persona inteligente y liberal”. ¿Asesinar a personas menos inteligentes, no es un error?

“Era una persona que nunca se comprometió con una ideología, no hay una sola carta ideológica de Lorca”, ha asegurado.

Para refutar esta mentira, citamos el libro de Rafael Inglada, autor de un libro editado por el Patronato Cultural Federico García Lorca, donde se reseñan los manifiestos que firmó Lorca:

El primero en 1924, García Lorca con un grupo de firmantes envió  una carta a Miguel Primo de Rivera a favor de la lengua catalana tras las medidas sobre su uso adoptadas por el Gobierno.

En mayo de 1933, antes de que se conocieran los horrores del nazismo, protestó en un manifiesto por el encarcelamiento de escritores alemanes.

«Hitler ha caído rápidamente sobre ellos con una saña y una precipitación sospechosa. Perseguidos, detenidos arbitrariamente, acusados de falsos delitos, allí están en cárceles y calabozos inmundos nuestros camaradas escritores Renn, Kisch, Lehmann, Ossietky, Gerlach, etcétera, sin haber cometido más delito que defender al proletariado y unirse a él», señalaba el escrito.

El 4 de julio de 1936 firmó un manifiesto contra la dictadura en Portugal de Oliveira Salazar y advertía a éste de que “defenderse por medio del terror es hundirse cada vez más en la dificultad, en la imposibilidad y de que llenando de trabajadores y de hombres de izquierda las cárceles no consigue destruir los motivos de la protesta popular”.

Desde su bancada, el diputado de Podemos Alejandro Sánchez se ha quejado por esta intervención y ha defendido que «un asesinato, no es un error».

Gaspar Llamazares ha calificado las declaraciones del diputado del partido Popular de execrables. Y ha señalado que “no se ha avanzado nada en la sociedad, si se tienen que oír estos mensajes”.

1 Comentario

  1. ¡Vaya periodismo que se nutre de Twitter! Antes de calificar las palabras de Van-Halen como despreciables, debería el articulista escuchar el video. Hasta Ferreras, en la Sexta rectificó al final de su programa al escuchar la grabación y oir cómo Van-Halen define aquello como «un asesinato execrable».
    Van-Halen, poeta y lorquiano que ha estudiado y escrito mucho sobre Federico, deja claro que Lorca no pertenece a ninguna ideología y no hay documentos ni cartas que lo adscriban a ninguna. Pero resulta que la izquierda se arroga el derecho de ser los únicos que pueden opinar sobre el poeta. Flaco favor le hacen a la poesía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − 8 =