En este reportaje, realizado a través de informaciones oficiales del Gobierno palestino, veremos cómo Israel aplica una política de apartheid en la que la crueldad y el salvajismo son las características predominantes, todo ello con la complicidad de occidente hacia los diferentes gobiernos israelíes que aún siguen utilizando el genocidio del Holocausto como coartada para que se le permita a Israel la aplicación las mismas políticas de exterminio que utilizaron los nazis contra los judíos durante la II Guerra Mundial.

Esta historia empieza a las 9 de la mañana. Un niño palestino de 3 años resultó herido después de que colonos israelíes atacaran un automóvil palestino cerca de la entrada de la aldea de Burqa, al noreste de la ciudad de Ramallah.

El padre, Ala Sawafta, declaró que un grupo de colonos disparó a su automóvil mientras conducía de Ramallah a la ciudad de Tubas, rompiendo el parabrisas, la puerta principal y el cristal de la puerta trasera de su coche e hiriendo a su hijo de tres años, Jad, en la cara.

Jad fue trasladado de urgencia a un hospital de Ramallah para recibir el tratamiento necesario. En la hora en que se escribe este reportaje sigue ingresado en estado grave pero estable.

Colonos sionistas y ultraortodoxos atacando al pueblo palestino

La violencia de los colonos contra los palestinos y sus propiedades es una rutina en Cisjordania y rara vez es sancionada por las autoridades israelíes e incluye incendios provocados en propiedades y mezquitas, lanzamiento de piedras, desarraigo de cultivos y olivos, ataques a hogares vulnerables, entre otros.

Hay más de 700.000 colonos israelíes que viven en asentamientos ilegales coloniales en Cisjordania y Jerusalén Este, lo que supone una violación del derecho internacional, en particular del Cuarto Convenio de Ginebra.

A las 10 de la mañana se informa de otro ataque de los colonos, esta vez en Nablus. En concreto, los radicales sionistas lanzaron cócteles molotov contra dos casas palestinas en la aldea de Burin, al sur de la ciudad de Nablus, según denunciaron al Gobierno palestino fuentes locales que confirmaron que los colonos irrumpieron en la parte sur del pueblo y lanzaron los explosivos.

Los aldeanos se apresuraron a defenderse de este ataque y a ayudar a las familias a extinguir el fuego, lo que derivó en enfrentamientos con los soldados israelíes que asaltaron la aldea y dispararon contra los aldeanos, provocando que muchos se asfixiaran por la inhalación de gases lacrimógenos. Además, los militares arrestaron a un joven de 30 años que seguramente será objeto de torturas

El ataque estaba perfectamente planificado, dado que fue perpetrado poco después de que grupos de colonos radicales cortaran varios caminos y cruces ante la inactividad de los soldados israelíes.

A las 13 horas se comunica un ataque del ejército de Israel contra agricultores palestinos al sur de la Franja de Gaza que trabajaban en sus tierras al este de la ciudad de Khan Younis.

Las fuerzas militares israelíes situadas en torres de vigilancia a lo largo de la frontera, al este de la ciudad, abrieron fuego contra los agricultores que cuidaban sus cultivos en el área de al-Fakhari, obligándolos a huir.

Catorce años después de la «desconexión» israelí de Gaza, Israel no se ha desconectado realmente y todavía mantiene el control de sus fronteras terrestres, el acceso al mar y al espacio aéreo.

Dos millones de palestinos viven en la Franja de Gaza, que ha estado sujeta al bloqueo israelí durante 12 años y repetidos ataques que han dañado gravemente gran parte de la infraestructura del enclave.

Los 2 millones de habitantes de Gaza continúan bajo ocupación de «control remoto» y un asedio estricto que ha destruido la economía local, estrangulado los medios de vida palestinos, sumido en tasas sin precedentes de desempleo y pobreza, y aislado del resto de los territorios palestinos ocupados y del mundo en general.

Gaza sigue siendo territorio ocupado, sin control sobre sus fronteras, aguas territoriales o espacio aéreo. Mientras tanto, Israel asume muy pocas de sus responsabilidades como potencia ocupante y no satisface las necesidades básicas de los civiles palestinos que viven en el territorio.

Dos de cada tres palestinos en Gaza es un refugiado de tierras dentro de lo que ahora es Israel. Ese gobierno les prohíbe ejercer su derecho a regresar consagrado en el derecho internacional porque no son judíos.

A las 14.22 se comunica un nuevo ataque de los colones israelíes, esta vez en Cisjordania. En esta ocasión fueron destruidos más de 200 olivos en un área al norte de la aldea de Kufr al-Dik, al este de Salfit.

Así quedaron los olivos tras el ataque de los colonos sionistas

Los colonos irrumpieron en el área, cortaron o arrancaron los árboles que eran propiedad de dos residentes palestinos, rompieron las puertas y ventanas de una casa, propiedad de un tercer cisjordano, que era utilizada para almacenar equipos agrícolas que fueron robados. Mientras esto ocurría, una compañía del ejército israelí contemplaba la escena sin intervenir.

A las 15.10 se comunica un ataque del ejército israelí, con la colaboración de un grupo de colonos radicales, contra manifestantes y periodistas palestinos en Hebrón. Los hechos sucedieron en Khirbet al-Tawimin en Masafer Yatta en el sur de Cisjordania durante una manifestación contra los asentamientos ilegales y en solidaridad con los residentes palestinos de la zona en su lucha contra la toma israelí de sus tierras para construir asentamientos.

Protesta pacífica palestina envuelta en los gases lacrimógenos lanzados por el Ejército de Israel.

Los soldados atacaron, dispararon a los activistas y les lanzaron granadas de sonido mientras declaraban el área como zona militar cerrada.

Los colonos del asentamiento ilegal de Susya también atacaron a los periodistas que cubrían el evento y los persiguieron con sus perros causando heridas a algunos que tuvieron que ser llevados a distintos hospitales.

A las 16.33 se produce un nuevo ataque de las fuerzas de ocupación israelíes contra manifestantes pacíficos en las aldeas cisjordanas de Deir Jarir y Kafr Qaddum.

En Deir Jarir, al noreste de Ramallah, varios manifestantes palestinos sufrieron asfixia por gases lacrimógenos cuando las fuerzas de ocupación israelíes les dispararon gases lacrimógenos y balas de goma mientras participaban en la protesta no violenta semanal contra el plan de Israel de construir un nuevo asentamiento en la zona.

Esta aldea ha sido un objetivo frecuente de ataques recurrentes de las fuerzas de ocupación israelíes y los colonos radicales durante los últimos meses.

Mientras tanto, al menos un palestino resultó herido cuando se produjo un ataque con fuego real contra los palestinos la protesta semanal contra los asentamientos, que tuvo lugar en la aldea de Kafr Qaddum, cerca de la ciudad de Qalqilia.

Rastro dejado por las bombas lanzadas por el Ejército de Israel

Morad Shtewi, un funcionario palestino a cargo del archivo de resistencia popular en la aldea señaló a la agencia WAFA que los soldados israelíes dispararon y lanzaron gases lacrimógenos contra los manifestantes, hiriendo a uno de ellos en la mano. Fue trasladado al hospital para recibir tratamiento. Otros también sufrieron asfixia por inhalación de gas y fueron tratados en el lugar por médicos locales.

Esto es lo que vive a diario el pueblo palestino. La violencia ejercida por Israel, de mayor o menor intensidad, es constante y siempre con el apoyo, sobre todo en Cisjordania, de los colonos, radicales sionistas, que están invadiendo de manera ilegal las tierras que son propiedad de los palestinos mientras occidente mira a otro lado o guarda silencio para no molestar ni a Israel ni a Estados Unidos.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. El sionismo no es otra cosa que un nazismo. Defiende la superioridad de una raza (como si los seres humanos no fuésemos únicos) y por tanto su derecho divino a la dominación de los otros, pues son inferiores; son «Gois»

  2. Antes de que existiera el estado de Israel,el unico estado y pais creado artificialmente tras la segunda guerra mundial para una religion y raza determinada,ya existia Palestina.Se supone que el tal Jesus fue un judio nacido en Palestina o tambien un palestino judio.Lo asesinaron los mismos a los que hoy se les llama sionistas,que no son otra cosa que judios nazifascistas.Hitler tuvo asesores judios que colaboraron en el holocausto.
    Ellos dicen que son el pueblo elegido por dios¿pero para representar el bien o el mal sobre la tierra?
    Los medios de comunicacion,los lobbys tanto prensa como tv internacionales estan en manos de sionistas

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre