Foto: Pool Moncloa/Diego Crespo

El Santander siempre ha tenido, de un modo u otro, a hombres y mujeres fieles a la llama blanca infiltrados en las más altas instituciones del Gobierno. Una de las intrusiones más espectaculares fue la que protagonizó el actual secretario general de la entidad presidida por Ana Patricia Botín, Jaime Pérez Renovales, un abogado del Estado en excedencia que está en todas las quinielas para convertirse en el sustituto de Jaime Alfonsín al frente de la Jefatura de la Casa Real, un hecho que una democracia como la española no puede permitir de ninguna de las maneras porque sería, como dice la expresión popular, «meter al zorro en el gallinero».

Pérez Renovales, un hombre muy cercano a Soraya Sáenz de Santamaría, y, posiblemente, la mano derecha de Ana Patricia Botín, fue nombrado subsecretario de Estado de Presidencia nada más configurarse el gobierno de Mariano Rajoy tras su victoria electoral en noviembre de 2011. El puesto que ocupaba estaba asignado al Ministerio de la Presidencia, de la que era titular la señora Sáenz de Santamaría.

A pesar de ocupar un alto cargo dentro del Gobierno, Jaime Pérez Renovales fue reelegido como consejero de la empresa aseguradora del Santander, según consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME) de 9 de febrero de 2012: «66483 – SANTANDER SEGUROS Y REASEGUROS COMPAÑIA ASEGURADORA SA. Nombramientos. Consejero: LOMBARDIA DE SAINT GERMAIN JOSE ANTONIO. Reelecciones. Consejero: RODRIGUEZ INCIARTE MATIAS; GARCIA CANDELAS ENRIQUE; RODRIGUEZ CANTARERO JUAN CARLOS; FERNANDEZ MARTINEZ NICOLAS; GUITARD MARIN JUAN; DELIBES LINIERS JUAN; PEREZ RENOVALES JAIME; ALONSO TEJUCA GONZALO; ESTEVEZ MUÑOZ-OREA FERNANDO. Datos registrales. T 21117 , F 31, S 8, H M 34623, I/A 137 (31.01.12)».

Es decir, Pérez Renovales fue reelegido consejero de una empresa del Santander un mes y medio después de haber sido nombrado subsecretario de Estado de Presidencia, situación que se mantuvo hasta el 25 de junio de 2012 en que se publicó su cese/dimisión en el BORME. Por tanto, el actual secretario general del Santander compatibilizó su alto cargo en el Gobierno de Mariano Rajoy con su puesto en el Consejo de Administración de la aseguradora del banco durante medio año sin que nadie hiciera nada a pesar de ser uno de los supuestos contemplados en la ley que regula los conflictos de interés de los miembros del Gobierno y de los altos cargos de la Administración.

Esta situación irregular se dio con el agravante de que Pérez Renovales es abogado del Estado y tenía la obligación de conocer tanto las leyes como las obligaciones que tiene un alto cargo respecto a las incompatibilidades con el sector privado. La irregularidad de esta situación es aún más flagrante cuando, según informó El Plural, en la Oficina de Conflictos de Moncloa hay un documento emitido por Santander Seguros y Reaseguros en el que se indica que se aceptó la renuncia de Pérez Renovales el día 7 de marzo de 2012 en la Junta de Accionistas. ¿Por qué la aseguradora del Santander no la aceptó antes? ¿Por qué Pérez Renovales dimitió para acelerar el proceso? ¿Por qué el Gobierno de Rajoy lo mantuvo en el alto cargo hasta que no se eliminaran las incompatibilidades? ¿Por qué siempre que está el Santander de por medio hay una especie de laxitud en referencia al cumplimiento estricto de la ley? Y, sobre todo, si, según la aseguradora, la renuncia se presentó el día 30 de diciembre de 2011, ¿por qué el Santander le renovó en su puesto en el consejo de la empresa de seguros del banco cántabro? Durante 6 meses dos boletines oficiales publicaron (BOE y BORME) referencias a la situación de Pérez Renovales mientras en el Gobierno había un «infiltrado» del Santander.

Más grave es la situación si tenemos en cuenta las responsabilidades de Pérez Renovales en ese Gobierno mientras compaginó con su puesto de consejero en la aseguradora del Santander: ejecución de las directrices para la organización y coordinación de las actividades del Consejo de Ministros, de las Comisiones Delegadas del Gobierno y de la Comisión secretarios de Estado y subsecretarios, así como la elaboración y tramitación de los proyectos de disposiciones generales. Además, era consejero de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y responsable de la reforma de la Administración General del Estado. Unas funciones perfectas para el Santander que en esos meses en los que la entidad cántabra estaba en medio del proceso de absorción definitiva de Banesto.

Apúntate a nuestra newsletter

4 Comentarios

  1. Vaya dúo de ladrones,pueden estar contentos y orgullosos de robar a más de 1200.000 españoles.El infierno se los agradecerá.

  2. Nunca llegué imaginarme que Alibaba en realidad era una mujer. Señor Calama no tenga usted ningún miramiento con quien ha causado tanto dolor a miles de familias, sea usted lo más justo, que la presión de la mafia le deje soportar. Le estaremos eternamente agradecidos. Gracias D16 por acompañarnos día a día en este calvario y destapar estos actos vandálicos.

  3. Los consejeros que ha tenido el Santander son una mierda desde la era Ana Patricia, supongo que no pongan en sus currículums que trabajaron para este Banco pues no les volverán contratar en otro si tienen 2 dedos de frente.

  4. Sres. Jueces, miren a estos 2 ladrones sueltos por la calle, en un país civilizado ya estarían entre rejas.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre