Las sentencias por violencia de género absuelven aún al 30% de los maltratadores, según indican los datos hechos públicos hoy por el Observatorio de Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).  Sin embargo, en 2018 volvió a incrementarse el porcentaje de sentencias condenatorias dictadas por los órganos judiciales españoles en procesos relativos a violencia de género. Frente al 66,2 por ciento de condenas que se produjeron en 2016, y el 67,4 por ciento de 2017, en el pasado año el porcentaje se ha situado en el máximo histórico del 70,45 por ciento.

Los datos estadísticos hechos públicos por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del CGPJ reflejan que, en el total del año, las sentencias dictadas fueron 50.370, de las que 34.994 fueron condenas y 15.376, absoluciones.

El mayor porcentaje de condenas a maltratadores se produjo en los juzgados de violencia sobre la mujer, con algo más del 86 por ciento y en las Audiencias Provinciales, con más de un 82 por ciento. El porcentaje de condenas en los juzgados de lo penal también se incrementó y se situó en el 57,14 por ciento cuando en el año anterior se había producido algo más de un 55 por ciento de sentencias condenatorias.

Las denuncias por violencia de género alcanzaron las 166.961

En 2018 los juzgados españoles recibieron un total de 166.961 denuncias por violencia de género, lo que supone un incremento del 0,4% respecto de 2017. Las mujeres víctimas de violencia machista fueron 158.590.

En cuanto a la tasa de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres, destacan por encima de la media nacional, que es de 66,56, las Comunidades de Baleares, con una ratio de 102,71, Comunidad Valenciana, con 86,97, Murcia, con 85,93, Canarias, con 78,85 y Andalucía, con 77,48 mientras que la ratio más baja se dio en Castilla y León, con 40,83, Extremadura, con 42,43 y Galicia, con una ratio de 44,13.

Algo más de un 69% de las denuncias fueron presentadas por la propia víctima, directamente en el juzgado o a través de atestados policiales. Las denuncias por intervención directa de la policía se sitúan en torno al 15% de los casos. El número de denuncias presentadas por familiares de la víctima sólo supuso un 4% del total. Los partes de lesiones recibidos directamente en el juzgado representaron algo más del nueve por ciento de las denuncias.

Un 10% de las víctimas se acogió a la dispensa de declarar

En 2018 la víctima de violencia machista se acogió a la dispensa de la obligación legal de declarar en 17.347 casos, lo que supone un porcentaje de un 10,94 por ciento en relación con el total de mujeres víctimas de violencia de género, cifra superior en medio punto a la del año anterior e inferior en dos puntos a la cifra alcanzada en 2016.

Aumentan las órdenes de protección solicitadas y concedidas

Durante 2018 se solicitaron 45.045 órdenes de protección en los juzgados de las que 39.176 fueron solicitadas en los juzgados de violencia sobre la mujer y otras 5.869 lo fueron en los juzgados de guardia. Esto supone un incremento del 1,75%.

En los juzgados de guardia, se acordaron 4.457 órdenes de protección, lo que supone un 76 por ciento del total de las solicitadas. Fueron denegadas 1.412. En la mitad de los casos, la relación de pareja (cónyuge o relación afectiva) se mantenía en el momento de la solicitud de la orden de protección.

Además, derivadas de las órdenes de protección y otras medidas cautelares, se adoptaron 65.725 medidas judiciales penales de protección de las víctimas, tanto a las víctimas como a menores a cargo, entre las que destacan la orden de alejamiento y la prohibición de comunicación, que se adoptaron respectivamente en un 67,3 y un 66,8 por ciento del total de órdenes de protección acordadas.

En 2018, los juzgados de violencia sobre la mujer adoptaron 25.275 órdenes de alejamiento y 24.834 medidas de prohibición de comunicación, lo que suponen incrementos respecto al año 2017.

Al mismo tiempo se dictaron 17.113 medidas civiles cautelares, tendentes a la protección tanto de la mujer como de los menores, mientras se resolvía el proceso penal. Un 20,4 por ciento de las medidas adoptadas lo fueron en relación con la prestación de alimentos y un 17,2 por ciento resolvieron la atribución de la vivienda.

Además, sólo un 4,5 por ciento de las medidas adoptadas supusieron la suspensión de la guarda y custodia mientras que un tres por ciento de las medidas (835) tuvieron como finalidad la suspensión del régimen de visitas. Los juzgados de violencia sobre la mujer acordaron 253 medidas de protección de menores para evitar un peligro o perjuicio.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre