La pandemia del Covid-19 afectó a la movilidad durante las pasadas Navidades, ya que el 67,9% de la población se quedó en su área de residencia la Nochebuena de 2020, frente al 51,1% de 2019, lo que supone casi un 17% más.

Solo uno de cada tres españoles salió de su área de residencia en la Nochebuena de 2020 (el 32,1%) mientras que en 2019 lo hizo uno de cada dos (el 48,9%) según el ‘Estudio de movilidad de la población a partir de datos de telefonía móvil (EM-3)’, realizado entre julio y diciembre de 2020 y publicado este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En la Nochebuena de 2020 (la noche del jueves 24 al viernes 25 de diciembre) el 67,9% de la población residente en España pernoctó en su área de residencia. Este porcentaje supera en 16,8 puntos al de la Nochebuena de 2019, cuando permanecieron dentro de su área de residencia el 51,1% de las personas.

El éxodo en las grandes ciudades

Por el contrario, y tomando como referencia áreas con más de 10.000 habitantes, en zonas de Vigo (Pontevedra) y en las provincias de Barcelona, Madrid, Murcia o Valencia se localizaba el 15 de agosto menos del 20% de la población residente en ellas.  

En cuanto a las ciudades más grandes de España, los principales destinos de las personas con origen en Madrid se situaban en verano en la costa levantina (Gandía y Denia), en la gaditana (Chiclana) y en la malagueña (Marbella).

En el caso de Barcelona los destinos más frecuentes eran lugares de la costa catalana o el pirineo, como Palafrugell, Platja d’Aro o Calafell.

Los residentes en Valencia elegían principalmente destinos de la costa levantina (sobre todo Denia y Jávea), los de Sevilla optaban por zonas costeras de Cádiz y Huelva (como Chipiona, Rota o Almonte) y los de Zaragoza por áreas montañosas (como Sallent de Gállego y Jaca) y de la costa catalana (Salou).

Provincias y áreas llenas y vacías

Sin tener ningún destino turístico muy destacado, la provincia de Ávila era la que más población ganaba el 20 de julio, con un aumento del 36% (destacando los incrementos en Navaluenga y Barco de Ávila). Y algo similar sucedía con Huesca, donde se registraba un crecimiento poblacional del 31%. Posteriormente se situaba un destino más turístico, como Huelva, en el que el aumento de personas era del 29%.

Por el contrario, algunas provincias contaban con mucha menos población de la empadronada hace un año. En Vizcaya, el 20 de julio de 2019 sólo se encontraba un 76% de la población residente habitual. En Comunidad de Madrid un 81% y en la provincia de Sevilla un 82%.

Algunas áreas urbanas se encontraban prácticamente vacías. En Sant Boi de Llobregat, Córdoba o Alcoy algunas zonas contaban con menos del 25% de su población.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre