La huelga de los trabajadoras y trabajadores de la compañía ferroviaria convocada por el sindicato CC OO que ha iniciado esta medianoche y se prolongará hasta las once de la noche de hoy lunes, 15 de julio.

AVE y larga distancia

Renfe  ha suspendido la circulación de 320 trenes de pasajeros, de los 990 previstos. Los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento garantizan la circulación del 72% de los trenes habituales del AVE y larga distancia, con lo que rodarán 280 de los 387 afectados por la protesta, suprimiéndose 107.

Media distancia

En media distancia, se anularán 213 trenes y saldrán con normalidad 390 de los 603 afectados por la huelga, lo que supone un 65% del servicios habitual.

Mercancías

En mercancías, se suprimen 187 trenes y circularán 63 de un total de 250, lo que representa un 25% del servicios habitual.

Cercanías

En cercanías, en función de los núcleos, líneas y franjas horarias, se establece un porcentaje de entre un máximo del 75%, en horario punta, y del 50% del servicio habitual en el resto del día.

Cambio de billetes

Renfe ofrecerá a los pasajeros afectados por esta huelga viajar en otro tren en el horario más cercano al adquirido. Para aquellos clientes que no desean hacerlo,, se podrán anular o cambiar su billete para otra fecha sin ningún coste en todos los canales de venta de la operadora.

Según CCOO, “el Grupo Renfe no se ha movido ni un ápice de su postura intransigente”, después de haber agotado la negociación y realizar otros actos de presión, el sindicato ha decidido dar un paso más para defender los derechos de los trabajadores y trabajadoras, convocando una jornada de huelga para hoy.

Manuel Nicolás Taguas, secretario general del Sector Ferroviario de FSC-CCOO, ha señalado que  “Renfe incumple las tres materias troncales en los que se fundamenta el último convenio colectivo: empleo, jornada y salario”.

Según explica Taguas, la reivindicación razonada y razonable de CCOO de la renovación, el rejuvenecimiento y el reequilibrio de género en el empleo ferroviario, y la autorización del 105% de tasa de reposición, lo que supondría más contrataciones que jubilaciones y desvinculaciones, queda tergiversada por la dirección de Renfe al facilitar que aumenten, en el mismo número, las personas que se desvinculan de la empresa.

El hecho de que no se genera empleo en el Grupo Renfe queda demostrado por los números que la misma empresa facilita: el 30 de septiembre de 2018 Renfe informa al Comité General de Empresa que la plantilla es de 13.694 trabajadores y trabajadoras, mientras que en agosto de 2017 esa cifra ascendía a 13.723. “No estamos de acuerdo con esta maniobra. Eso nos lleva a que Renfe no pueda atender, con la debida calidad, el servicio de transporte ferroviario y se incrementen las incidencias en el tráfico ferroviario”, ha subrayado.

En segundo lugar, desde CCOO se remarca la preocupación del personal ferroviario por el hecho de que Renfe aplique, de manera unilateral, el acuerdo recogido en el convenio colectivo de reducir la jornada a 37 horas y media de promedio. “Lo ha hecho a su libre albedrío dando libres los días 24 y 31 de diciembre y reduciendo la jornada en 17 minutos. Eso es una tomadura de pelo a las trabajadoras y trabajadores ferroviarios y no lo vamos a consentir”, ha destacado Taguas.

El tercer motivo argumentado por CCOO para esta convocatoria de huelga es el hecho de que no se incluya en la masa salarial, y por tanto no se hace consolidable, el incremento salarial del 0,5% derivado de la productividad de 2017 y 2018.

CCOO reitera que siempre mantendrá abierta las vías de dialogo y que estas movilizaciones son la última salida contra una gestión “dictatorial” de las relaciones laborales, pero que de continuar la actitud empresarial, no se descartan nuevas convocatorias de paros laborales durante el mes de agosto en Renfe que podrían extenderse a Adif si las negociaciones en curso sobre movilidad, empleo y externalizaciones siguen bloqueadas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre