El secretario del Sector de Sanidad y Servicios Sociosanitarios Federación de Servicios Públicos de UGT Madrid, Julián Ordóñez, denuncia que el Gobierno de la Comunidad de Madrid, que preside Isabel Díaz Ayuso, “gasta en Madrid 50 millones de euros en un nuevo hospital en Valdebebas, mientras desprecia a los trabajadores sanitarios”.

El sindicato ha revelado que “las decisiones y actuaciones de Ayuso y su consejero de Sanidad, aparentemente inconexas y justificadas como medidas extraordinarias por la pandemia Covid, tienen un objetivo claro y manifiesto: la liberalización de la prestación de la asistencia sanitaria a las empresas privadas para que puedan obtener beneficios sustanciosos a costa de nuestros impuestos”.

Mientras el Ejecutivo regional, que preside Isabel Díaz Ayuso, mantiene cerrados los Servicios de Urgencias de Atención Primaria, (SUAP) provoca un caos organizativo en la centros de salud, que deberían jugar un papel fundamental en el control de rebrotes y rastreo de la Covid-19.

UGT Madrid acusa a Ayuso de “negar cualquier agradecimiento y compensación del esfuerzo realizado por los trabajadores públicos sanitarios en los últimos meses”, que, además “se les desprecia con anuncios de medidas populistas que minorarán drásticamente en número de puestos de trabajo directos de la Administración Sanitaria de nuestra comunidad”, lo que supone un nuevo ataque “hacia la destrucción del empleo público”, en detrimento de la sanidad privada.

Cierre de camas

Mientras, Ayuso cierra camas en los hospitales, se gasta 50 millones de euros en un hospital de pandemias en la zona de Valdebebas, un negocio redondo para las constructoras madrileñas, entre las que se encuentran las de Florentino Pérez, que podrán urbanizar todo un barrio.

UGT Madrid lo desconoce todo acerca de su futura gestión y sus futuros trabajadores. ¿Quién trabajará en ese nuevo centro si estamos haciendo llamamientos urgentes para la cobertura de puestos de trabajo de profesionales sanitarios porque según la Consejería de Sanidad no encuentran candidatos para las suplencias?

También denuncian que mientras mantienen inoperativa la Atención Primaria, Ayuso retoma “ideas del año 2018, de reducciones de horarios de los centros de salud y anuncia reagrupaciones de profesionales”, lo que conllevará “el cierre de y reducción del número de centros de salud que prestarán atención a la población, con el consiguiente aumento de la sobrecarga y demanda asistencial de los profesionales”. Desde Sanidad de la FeSP-UGT se preguntan: ¿Cómo van a atender decentemente los profesionales de la sanidad a los ciudadanos, si aumentan sus cargas de trabajo un 300 % o 400 %?

Este tipo de medidas no hacen más que degradar “nuestro sistema sanitario, destruyendo nuestras infraestructuras, eliminando los recursos propios de la Administración, encareciendo los servicios que como pacientes podamos necesitar”, denuncia Julián Ordoñez.

UGT denuncia que las noticias aparecidas en redes sociales y medios de comunicación anticipando el cierre de los centros de salud, son todo proyectos locales de las diferentes direcciones asistenciales y amparados por la Consejería de Sanidad, pero que son cortinas de humo de Ayuso y su Gobierno a espaldas de los sindicatos, que no sólo, no han negociado nada, es que tampoco se lo ha comunicado.

“Es lamentable la actuación de la Administración de la Comunidad de Madrid que sí pone mucho interés en levantar un hospital de pandemias, de 50 millones de euros, pero es incapaz de realizar las contrataciones mínimas para no cerrar servicios a los ciudadanos”, denuncia UGT Madrid.

La Atención Primaria se ha demostrado esencial en toda España, salvo en la Comunidad de Madrid de Ayuso y el PP apoyado por Ciudadanos, “que sigue rompiendo toda lógica para favorecer a la empresa privada y los intereses del mercado. ¿Qué será lo siguiente?”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre