Foto Agustín Millán (UGT)

El sindicato UGT recurrirá en los tribunales la orden de prohibición de las concentraciones del 8M, decretadas por la Delegación del Gobierno. Su secretario general, Pepe Álvarez, ha criticado que la Delegación de Gobierno de Madrid haya prohibido los actos para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, mientras “los Cayetanos y Cayetanas, la ultraderecha y los fascistas de la Falange hacen lo que les dé la gana”.

«No acabo de entender cómo en el barrio de Salamanca los Cayetanos y las Cayetanas hacen lo que les da la gana, cómo en la Plaza de Colón la ultraderecha sale y hace lo que quiere o cómo los fascistas de la Falange se reúnen en cementerios a hacer celebraciones sin ningún tipo de prohibiciones y el Día de la Mujer Trabajadora, con organizaciones que se sabe que vamos a cumplir, no se nos permite», ha denunciado.

«Me duele que se hayan prohibido las manifestaciones de las únicas organizaciones que cuando salimos a manifestarnos cumplimos las normas que se dictan desde el Gobierno y mantenemos las distancias», ha proclamado el dirigente sindical durante su intervención en el acto de clausura del Congreso de UGT-FICA.

Luis Miguel López Reíllo, secretario general de UGT Madrid se ha mostrado indignado con la prohibición de las concentraciones y considera que esta decisión “implica criminalizar a la mujer y dar la razón a la ultraderecha”.

“No entendemos por qué está pasando esto, parece que le estemos dando la razón a la ultraderecha y esto nos viene de un delegado del Gobierno del PSOE”, ha denunciado durante su intervención en la clausura del 28 Congreso de UGT FICA, celebrado hoy en Madrid,

Hay muchas concentraciones que se están realizando todos los días en la región, muchas de ellas sin permisos ni mascarillas.

Movimiento Feminista de Madrid

El Movimiento Feminista de Madrid, una de las organizaciones que había convocado actos, ha anunciado que también recurrirán la decisión de José Manuel Franco.

Su portavoz, Ana Sánchez de la Coba, ha mostrado “su disconformidad y la del movimiento con esta decisión”, máxime cuando, “las concentraciones previstas ya llevaban autorizadas desde hace más de 20 días”.

Desde Movimiento Feminista de Madrid no comprenden “por qué ha sido prohibida argumentando motivos de salud, cuando en la Comunidad de Madrid, se celebran continuamente y todas las semanas manifestaciones, y cuando los transportes públicos van atestados de personas, se realizan fiestas ilegales o cuando las terrazas están llenas”.

Para Ana Sánchez de la Coba es un “ataque directo a las mujeres”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre