UGT reclama políticas para la inclusión, igualdad y no discriminación de las personas con discapacidad, además reclama establecer la negociación colectiva como el instrumento fundamental que garantice la inclusión laboral.

Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se celebra hoy, 3 de diciembre, el sindicato reafirma su compromiso con la inclusión, igualdad y no discriminación de las personas con discapacidad en el ámbito social y laboral. La discapacidad no debe suponer una merma de los derechos sociales, económicos y laborales. Debemos asegurarnos de que se cumple, en cada país, la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas del 13 de diciembre de 2006.

Así lo pondrá en valor durante la jornada que celebra hoy, con motivo de este día, bajo el lema: “Discapacidad Sobrevenida y Negociación Colectiva”, organizada junto a la Fundación Francisco Largo Caballero y que se enmarca en el desarrollo de su proyecto “Nuevas políticas de igualdad y no discriminación de las personas con discapacidad en el mercado de trabajo, mediante el diálogo social y la negociación colectiva”.

Un encuentro que brinda la oportunidad de tomar en consideración los retos sindicales que debe afrontar la negociación colectiva en materia de discapacidad, tanto en nuestro país como en el ámbito internacional. Además, se analizarán las posibles actuaciones, desde el punto de vista jurídico y judicial, para mejorar la situación de las personas con discapacidad sobrevenida.

Desde Europa se deben garantizar los derechos laborales de las personas con discapacidad

UGT ya suscribió su compromiso con este colectivo en el Manifiesto Sindical Conjunto, de carácter reivindicativo, junto a las organizaciones sindicales CGIL, FGTB y FO, el 1 de octubre de 2019 bajo el título “Propuesta Sindical Unitaria por el Empleo de las Personas con Discapacidad” donde, además, se hace un llamamiento sobre la necesidad de abordar políticas específicas que garanticen los derechos de las personas a las que les sobreviene una discapacidad mientras están en un puesto de trabajo: garantías de permanencia, obligación de ajustes razonables, derechos de protección social, entre otros.

Para el sindicato, es imprescindible que, tanto los gobiernos como las instituciones europeas, ​ desarrollen políticas inclusivas en el mercado de trabajo ordinario; a la vez que se garantice el papel de la negociación colectiva, como instrumento fundamental para defender y garantizar los derechos laborales de las personas con discapacidad. La promoción de un empleo de calidad, el cumplimiento real y efectivo de contratación en el mercado de trabajo ordinario; así como la potenciación de la igualdad de oportunidades. Son todos ellos instrumentos necesarios para garantizar el cumplimiento efectivo de los derechos de las personas con discapacidad; velando especialmente en la contratación, las condiciones de trabajo, la no discriminación salarial, la elevada temporalidad; y la adaptación de los puestos a las necesidades específicas, que presentan las personas en función de sus capacidades.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre