La Secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT, Ana García de la Torre, ha remitido una carta a la Dirección Nacional de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad para reclamar que se actualice de nuevo el “Procedimiento de actuación de los servicios de prevención frente a la exposición al SARS-CoV-2” y se adapte al alcance de las nuevas investigaciones científicas que destacan la evidencia de la transmisión aérea del virus.

García de la Torre considera que, «con el objetivo de garantizar la protección de la seguridad y salud de los trabajadores y trabajadoras, este descubrimiento acerca del comportamiento del virus debe ser tenido en cuenta a la hora de la gestión preventiva en las empresas, por lo que se hace necesario implementar nuevas medidas preventivas de cara a evitar contagios».

Dichas medidas tendrían que ir encaminadas, por ejemplo, a mejorar la calidad del aire adecuando la ventilación de los espacios de trabajo, unido a la filtración del mismo. Unas acciones que deberían complementar a las medidas actuales que ya incluye el actual Procedimiento de actuación de los servicios de prevención. Además, García de la Torre insiste en que «es fundamental mejorar la protección de los trabajadores vulnerables frente al riesgo de contagio por COVID-19«.

Adecuar el funcionamiento de las instalaciones de climatización

Para tratar de reducir en lo posible los contagios, se deberán seguir las pautas indicadas por las autoridades sanitarias y hacer un estudio de las instalaciones de climatización, es posible adecuar su funcionamiento para que éstas actúen como una medida más de prevención contra el contagio, formando parte de la solución. Por lo tanto, las instalaciones de climatización deben contribuir a reducir el riesgo de que una persona infectada del SARS-CoV-2, aún sin presentar síntomas, pueda contagiar a otras que estén en el mismo espacio, además de evitar propagar el coronavirus a otras zonas del edificio.

En el caso de locales con dificultades para obtener una ventilación satisfactoria, el sindicato recomienda el uso de unidades portátiles equipadas con filtros de alta eficiencia HEPA, ubicadas en los espacios a tratar y es preciso que mantengan un índice de movimientos hora significativo. Los filtros HEPA deberán tener una filtración altamente eficiente del aire, con capacidad de retener aerosoles en porcentajes superiores al 99,95%, según la norma UNE1822. Adicionalmente, los sistemas de filtración y purificación portátiles pueden contar con tecnologías complementarias de purificación.

Estas recomendaciones para las instalaciones de ventilación y climatización tienen el objetivo de evitar que los virus que pudieran transmitirse por vía aérea afecten a las distintas personas expuestas, reduciendo la transmisión de la infección al conjunto de los trabajadores expuestos en el entorno laboral.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre