Ana García de la Torre, secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT, denuncia que los trabajadores y trabajadoras del sector de la silvicultura y explotación forestal tienen mayor probabilidad de sufrir un accidente de trabajo respecto al resto de actividades profesionales, con excepción de la extracción de antracita, hulla y lignito.

En 2018, por cada 100.000 personas trabajadoras 15.434,2 sufrieron un accidente en jornada laboral con baja.

En el sector de la silvicultura y explotación forestal es donde hay un gran número de trabajadores autónomos y pequeñas empresas, así como mano de obra procedente de otros países. “Los riesgos se multiplican por la corta duración de los contratos de trabajo y la rotación de la mano de obra”, ha señalado García de la Torre.

UGT expresa su reconocimiento “a los profesionales que están combatiendo en el incendio que asola a Gran Canaria”

El sindicato reclama que se establezcan en las diferentes comunidades autónomas planes reales y eficaces contra los incendios forestales que pasen por la estabilidad laboral de los trabajadores y trabajadoras del sector, porque hay que establecer labores preventivas todo el año.

UGT valora el trabajo arduo y difícil (y muchas veces en condiciones extremadamente precarias) de los más de 6.000 agentes medioambientales que cuidan de nuestros bosques y de los más de 25.000 bomberos forestales que luchan contra la lacra.

El sindicato expresa su reconocimiento “a los profesionales que en estos momentos están combatiendo el terrible incendio que asola a Gran Canaria y a los que trabajan en las labores de extinción del resto de incendios que actualmente azotan nuestro país”.

España es el país europeo más árido de Europa, con una superficie desértica que no deja de crecer debido al proceso de desertificación. Este proceso viene dado por una combinación de factores, entre los que se pueden destacar, el clima (con largas sequías y precipitaciones intensas puntuales), la aridez, la erosión del suelo, la pérdida de cubierta vegetal por los grandes incendios forestales, la sobreexplotación de los recursos hídricos, el abandono de tierras de agricultura tradicional, etc.

Pese a ello, somos el segundo país europeo en cuanto a superficie forestal, solo por detrás de Suecia. Tenemos en torno a 7.500 millones de árboles en una superficie de 18 millones de hectáreas.

Los bosques ayudan a mantener en buen estado el aire, el suelo y el agua y desempeñan un papel clave ante algunos de los mayores desafíos a los que enfrentamos hoy en día, como el cambio climático y la sostenibilidad de comunidades rurales. Por ello, el sindicato destaca la importancia de tener bosques sanos y de establecer medidas encaminadas al consumo y la producción forestal sostenibles, la gestión sostenible de los recursos naturales y la adaptación y mitigación al cambio climático, de manera que se puedan satisfacer las necesidades de las generaciones presentes y futuras.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − 4 =