Foto: Agustín Millán

La secretaria de Empleo, Políticas Sociales y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, ha urgido al Gobierno a que ponga en marcha las mesas de diálogo social incluidas en el “Acuerdo para la Recuperación”, firmado en julio, igualmente “es urgente reformar la protección por desempleo y las políticas activas de empleo en paralelo a la puesta en marcha de un plan estatal de empleo y actividad, pues hay muchas personas que ni siquiera tienen derecho al ingreso mínimo vital quedando fuera de toda protección”, ha señalado.

Por eso, Mari Carmen Barrera quiere insistir al Gobierno “que se tiene que cubrir a todas las personas pues todas las personas tienen que estar con protección para que nadie quede atrás en la salida de esta crisis”.

La responsable de Empleo de UGT, alerto el pasado viernes sobre “una recuperación basada en la precariedad y no el empleo de calidad”. Mari Carmen Barrera reclama acelerar “el proceso de reconstrucción económica sobre las bases de una transición justa social y medioambiental”.

Los datos de septiembre publicados el viernes por el Servicio Público de Empleo y por la Seguridad Social, indican que hay 3.776.485 personas en desempleo y muestran un mantenimiento de la tendencia apuntada desde el mes de mayo. “La reapertura económica y la temporada vacacional han marcado una mejoría, aunque tímida, en las cifras de afiliación y de contratos registrados. Al mismo tiempo, se reduce tanto el flujo de personas hacia el desempleo, como el volumen de trabajadores y trabajadoras en situación de ERTE”.

Estos datos no recogen el efecto del sostenimiento del empleo que se está llevando a cabo gracias a los ERTE negociados entre los sindicatos, las empresas y el Gobierno, y que eleva la protección de las personas que, de otro modo, quedarían incluidas en el registro de desempleo. La Seguridad Social señala que al final de septiembre, 728.909 afiliados estaban protegidos por un ERTE, 83.529 trabajadores menos que a fin de agosto.

Los ERTE están demostrando su eficacia como instrumentos de protección frente a la destrucción de empleo y empresas

Este nivel de protección entre las personas empleadas amparadas por un ERTE impulsa la tasa de cobertura del sistema de protección hasta el 82,30%, 24,3 puntos por encima de los valores de 2019.  En el mes de agosto, el número de beneficiarios de prestaciones ascendía a 2.942.301, un 52,6% más que en 2019.

“Los ERTE están demostrando su eficacia como instrumentos de protección frente a la destrucción de empleo y empresas”, ha señalado.  Por eso, “UGT apoya el mantenimiento de este mecanismo y valora el acuerdo que finalmente se ha alcanzado en el marco del Diálogo Social (publicado en el BOE del día 30) para su extensión hasta el 31 de enero de 2021”, manifiesta la secretaria de Empleo, Políticas Sociales y Seguridad Social.

Recuperación sobre empleo precario

En este sentido, Mari Carmen Barrera alerta de que “el empleo que se está creando en la recuperación de la actividad económica es precario”: el 32% de los contratos registrados son a tiempo parcial y un 90% son temporales (casi el 81% del total de contratos son de las modalidades de obra y servicio y eventuales por circunstancias de producción). Y menos de 6, de cada 100, son indefinidos a jornada completa. Unos datos que, para el sindicato, muestran la fragilidad de nuestro mercado laboral, y alerta sobre una recuperación basada en la precariedad y no en empleos de calidad.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre