Eva López Simón, secretaria de Políticas Sociales y Sector Público de UGT Madrid ha denunciado la estrategia de vacunación frente a la COVID-19 que contempla como grupo 5 de vacunación a las personas mayores de 80 años sin hacer ningún tipo de distinción entre los mismos y su desplazamiento al Hospital Isabel Zendal se realiza por intereses electorales

Vacunación en los centros de atención primaria

La vacunación entre los mayores de 80 años se está realizando en los centros de atención primaria con unos resultados muy satisfactorios, a los mayores les atienden unos profesionales que ya conocen y en su centro habitual, que lógicamente está próximo a su domicilio.

Pero ahora, la Consejería de Sanidad anuncia un cambio de rumbo, con la centralización de la vacunación a partir de hoy 17 de marzo a los mutualistas mayores de 80 años, los que pertenecen a MUFACE, ISFAS y MUGEJU. Y como no, la centralización es en el Hospital de Pandemias, Enfermera Isabel Zendal.

“Una parte de estas personas ya estaban citadas en el centro de salud próximo a su domicilio, ahora les llamarán para cambiarles la cita”, recurda Eva López Simón.

Están estableciendo dos grupos muy diferenciados, los mayores de 80 que se vacunan o van a vacunar cerca de sus domicilios y los que van a tener que desplazarse al Zendal.

Hay que recordar que el Hospital Isabel Zendal, es un centro muy mal comunicado, alejado del centro de Madrid y de los principales núcleos poblacionales.

En este grupo de población, como es lógico, “incluye un número importante de personas con movilidad reducida y simplemente por edad, con dificultades o imposibilidad de utilizar vehículo propio para el desplazamiento”, denuncia la responsable de Políticas Sociales y Sanidad del sindicato.

La única posibilidad de trasporte público al Zendal es el tren de cercanías, ni metro ni autobuses, y para muchos de los mayores un taxi, económicamente es una opción impensable.

“Esto es un auténtico despropósito y lo que sí está claro es que aquí nadie está pensando en las personas mayores de 80 años, que son los realmente perjudicados con este absurdo cambio de rumbo”, señala Eva López Simón a Diario16.

El Hospital Isabel Zendal es una apuesta personal de la Presidenta de la Comunidad y se niega a admitir, que lo que está en cuestión es la utilidad de esta infraestructura y la millonaria inversión realizada.

En estos momentos la ocupación es de 200 pacientes, 1.300 profesionales, y una inversión de 135 millones de euros, claramente una gestión fallida. Y para tapar esto nos le importa perjudicar a 20.553 personas de más de 80 años.

“Queda la sensación amarga de que todo vale por arrastrar un voto y por ocultar una nefasta gestión sanitaria”, señaló.

Desde UGT-Madrid exigen “que TODAS las personas mayores sujetas a vacunación lo hagan en los centros de atención primaria y se les garantice el derecho a ser vacunados en un lugar próximo a su residencia”.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Yo no entiendo como en Madrid ocurre lo que no ocurre en ninguna otra CA y sin embargo, las encuestas le Dan a IDA una mayoría holgada.
    Será los madrileños los q no ven más allá de sus narices?

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre