La Secretaría Confederal de UGT, Adela Carrió, ofrece, junto al responsable Confederal del área LGTBI, Toño Abad, Foto Agustín Millán.

El 75% de las personas LGTBI tienen miedo a revelar su orientación sexual o identidad de género en el trabajo, también para acceder a un empleo, por miedo a represalias”, según se desprende de las conclusiones de un estudio elaborado por UGT.

De igual modo, el sindicato denuncia que “un 40% de personas trabajadoras pertenecientes al colectivo LGTBI han sufrido algún tipo de violencia verbal en el centro de trabajo”.

El estudio “Hacia centros de trabajo inclusivos: la discriminación de las personas LGTBI en el ámbito laboral en España”, presentado en el marco de la celebración del Orgullo LGTBI 2020 que este año será virtual debido a la pandemia de la Covid-19. La investigación, realizada durante el primer semestre del año, cuenta con una muestra de 3.344 personas encuestadas, 1.260 de ellas pertenecientes al colectivo LGTB y es la mayor encuesta hasta la fecha.

En rueda de prensa, la secretaría confederal de UGT, Adela Carrió, ha calificado los resultados obtenidos, como “preocupantes”, al tiempo que ha denunciado “que los actos discriminatorios contra las personas LGTBI están muy presentes en los centros de trabajo y que se agravan en el caso de personas transexuales”.

Personas transexuales

Un 44% de los encuestados oculta su orientación sexual o identidad de género ante una entrevista laboral. Además, el 40% de las personas trans aseguran haber sido rechazadas en entrevistas por prejuicios hacia a su identidad de género.

El 40% de las personas trans reconocen ocultar su identidad en entrevistas de trabajo y dos de cada tres personas trans tienen miedo a revelar su identidad de género en el trabajo. De acuerdo con este informe, las personas trans sufren una tasa de desempleo del doble en relación con el conjunto de la muestra, 67,27% con empleo.

Violencia verbal hacia el colectivo LGTBi

Un 75% de las personas consultadas reconocen haber presenciado algún tipo de agresión verbal hacia lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales en el trabajo. En este contexto, el 40% de los y las trabajadores LGTBI aseguran haber vivido alguna agresión hacia sí o hacia otras personas LGTB en el puesto de trabajo, por motivo de orientación sexual, identidad o expresión de género; el 28% reconoce hacer sufrido chistes; el 25% comentarios de carácter despectivo, el 18% burlas; el 13% burlas y el 7%, insultos.

 Por su parte, el 69,31% de los encuestados heterosexuales piensan que las personas LGTB no tienen las mismas oportunidades que las heterosexuales. En la muestra LGTB, el porcentaje sube al 74,52% entre los que piensan que no existen las mismas oportunidades.

El 90% de las personas LGTBI encuestadas han considerado un inconveniente ser LGTBI a la hora de encontrar empleo y el 86% considera necesario ocultar su orientación sexual para acceder a un empleo o en una entrevista.

El 75% de las personas LGTBI han confesado haber tenido miedo a revelar su orientación en el trabajo.

Por su parte, el responsable Confederal del área LGTBI de UGT, Toño Abad, ha advertido de que esta «discriminación» en los centros de trabajo se haya convertido en «una violencia normalizada». «Los centros de trabajo no pueden constituir centros de exclusión», ha remarcado.

Renuncia a derechos consolidados

UGT ha denunciado que la ocultación de la condición LGTBI “conlleva la renuncia a muchos derechos consolidados, como los permisos de maternidad o paternidad, a licencias de matrimonio, entre otros”.

Respecto al colectivo trans, ha pedido que se «agilice» el proceso de cambio registral, ya que hay casos en los que una persona es rechazada para un puesto laboral porque no coincide su apariencia física con su DNI. «Excluir del mercado laboral es una forma más de violencia», ha sentenciado.

Toño Abad ha insistido en que “existe un consenso generalizado de que las personas LGTBI no tenemos las mismas oportunidades. Necesitamos centros de trabajo más inclusivos”, por eso UGT han elaborado una seria de recomendaciones para conseguir entornos laborales inclusivos y libres de violencia contra las personas LGTBI, como la aprobación de protocolos contra el acoso laboral por orientación sexual, identidad o expresión de género en el ámbito laboral.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre