UGT y CCOO de Cataluña han anunciado en rueda de prensa, la convocatoria de huelga general de los más de 250.000 trabajadores y trabajadoras de los servicios públicos de la Generalidad de Cataluña. “El motivo principal de la convocatoria es la exigencia del pago antes de terminar el año de al menos el 10% de la paga de 2013, un calendario del pago en los dos próximos dos años de las pagas de 2013 y 2014 y de todos los derechos sustraídos estos últimos años”, señalan ambos sindicatos.

El incumplimiento de los acuerdos firmados y de las resoluciones aprobadas por el Parlamento, sumado a la propuesta presentada en la última reunión de la MEPAGC, representan un auténtico insulto y una falta de respeto a los trabajadores y las trabajadoras de la Generalidad”, señalan en un comunicado.

La gravedad de la situación “obliga a los sindicatos a abrir un calendario que exige dejar al margen las movilizaciones corporativas y sectoriales y priorizar la unidad sindical”, por eso hacen un llamamiento a todos los sindicatos con representatividad en los servicios públicos de la Generalidad, a sumarse a la convocatoria de una gran huelga general el próximo día 12 de diciembre.

Los próximos días harán público el calendario de movilizaciones, y se reunirán con los Grupos Parlamentarios, así como hacer una petición de reunión con los consejeros Pere Aragonés y Jordi Puigneró. Mañana martes, 13 de noviembre, a las 9.30 horas convocan una concentración conjunta en la Plaza de Sant Jaume de Barcelona como inicio de las movilizaciones.

UGT y CCOO de Cataluña manifiestan la voluntad de llegar a un acuerdo, pero exigen la retirada de la propuesta de recuperación presentada en la MEPAGC y la presentación de una nueva propuesta basada en la Resolución aprobada en el Parlamento de Cataluña.

Los sindicatos consideran «un insulto el incumplimiento, por una parte, del acuerdo firmado por el Govern de Carles Puigdemont con las centrales, y, por otra, de varias resoluciones aprobadas en el Parlament, que establecían un calendario de retorno de las pagas que empezaban este año.

La devolución de las pagas extraordinarias de los trabajadores públicos de 2012, 2013 y 2014, que fueron suprimidas tras un acuerdo entre el Gobierno de Artur Mas y el Partido Popular en el marco de los recortes por la crisis, es reivindicación de los funcionarios. Cataluña fue la primera comunidad que recortó el sueldo de sus trabajadores públicos y la única que no lo ha devuelto.

En el acuerdo alcanzado con el Gobierno de Carles Puigdemont, el 10% de la paga de 2013 debía abonarse antes de finalizar este año, lo que suponía unos 50 millones de euros. El acuerdo incluía establecer un calendario para retornar el resto del dinero. El total del dinero para la Generalitat supondría una partida de entre 1.100 y 1.200 millones de euros, según los sindicatos.

«Al final es un tema de voluntad política, de querer cumplir con los acuerdos», ha dicho el coordinador del Área Pública de CC OO, Joan Maria Sentís, en la rueda de prensa para presentar la huelga general.

«La propuesta de la Generalitat es un insulto hacia los trabajadores públicos que han mantenido a la institución durante la crisis. Es muy claro: o cumplimiento del acuerdo, o conflicto», ha añadido Maria Sentis.

Por su parte, la responsable del área pública de UGT, Encarna Fernández, ha pedido que esta movilización tenga el espíritu del «paro de país», -la huelga que el 3 de octubre de 2017 paralizó Cataluña- en respuesta a la actuación de los cuerpos policiales durante el referéndum del 1 de octubre.

«No es momento de hacer juegos corporativos o movilizaciones parciales. Nos da miedo que la reacción de la Generalitat sea intentar salvar los muebles dando cuatro cosas a algunos colectivos que hagan huelgas sectoriales», ha señalado Sentís.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre