UGT se personará ante la Fiscalía para que se investigue “si Deliveroo ha cometido delito o tiene algún tipo de responsabilidad en el fallecimiento en accidente de tráfico de un rider que trabajaba subcontratado para una empresa propiedad de un antiguo repartidor que fue reconocido ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid como falso autónomo” y que, al parecer, presta “servicios a Deliveroo bajo un modelo similar al de las flotas de Uber Eats”, señala el sindicato.

El rider falleció el pasado 7 de febrero en Madrid tras chocar con un camión de la basura y, no es la primera vez que un repartidor muere en un accidente de características similares. Esta vez trabajando para Deliveroo, aunque llevaba la mochila de Glovo.

UGT denuncia que las plataformas no han hecho nada para evitar que esto volviera a suceder sino todo lo contrario; en los últimos meses hemos visto a las empresas luchar con más fuerza, a través de lobbies y campañas destinadas a asustar a los trabajadores – a quienes se les está diciendo que si pasan a formar parte de las empresas se perderá el 80% del empleo- e intimidar a la Mesa de Diálogo Social para lograr mantener un modelo de trabajo autónomo, que les permite no asumir su responsabilidad en caso de accidente de trabajo, y más aún, en caso de accidente mortal.

La realidad es que las plataformas digitales de reparto están probando formas de externalización, dentro de la relación laboral, sin asumir la responsabilidad y los riesgos que conlleva la actividad de reparto. Ya no van a utilizar falsos autónomos, pero siguen sin cumplir con la legislación laboral.

UGT no va a permitir estas nuevas formas de fraude que siguen precarizando y poniendo en riesgo la vida de los repartidores y las repartidoras.

El sindicato quiere trasladar “sus más sinceras condolencias a la familia, amigos y a la comunidad de repartidores en general” y subrayar que seguirá investigando los detalles del accidente, las condiciones reales en las que este trabajador estaba prestando sus servicios en el momento del accidente y la posible ilegalidad de las empresas que subcontratan los servicios de los riders para re explotarles y que estos efectúen su trabajo en condiciones aún más precarias, si es que esto es posible. 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre