sábado, 2julio, 2022
32.1 C
Seville

Ucrania y el reloj de Fraga

- Publicidad -

análisis

Redistribuir la riqueza ante inflación y guerra

La invasión imperialista rusa de Ucrania va a prolongarse, amenazando la paz y la estabilidad, y amplificando los efectos que ya está teniendo en...

El Efecto Sánchez: los salarios se devalúan un 6,4% y la inflación se dispara al 10,2%

Pedro Sánchez comparecerá ante el pueblo español para rendir cuentas entre el 12 y el 14 de julio después de 4 años en los...

El Repaso del viernes 1 de julio: conclusiones de la cumbre de la OTAN, Finlandia y Suecia siguen fuera, guerra en Ucrania y portadas...

En El Repaso te pondrás al día en un "santiamén". Puedes escuchar El Repaso de hoy en formato audio, pulsando aquí (no te olvides...

Pedro Sánchez ahora tiene prisa para rendir cuentas ante el pueblo, tras 4 años escondido

Pedro Sánchez ha tardado más de 4 años en dignarse a rendir cuentas ante el pueblo español. Desde junio de 2018 en que fue...
- Publicidad -
- Publicidad-

Cuando -es un decir- aún era Alfonso Guerra de izquierda (ahora, que pena, es un destacado monárquico neoliberal), en uno de sus baños de multitudes como eran por aquel entonces los mítines del PSOE, para criticar a la derecha, soltó una de sus celebres frases y dijo: “Fraga ha dado un martillazo al reloj y luego ha asegurado, sin pudor, que tenía arreglo”. 

Sigo, a través de algunos periódicos independientes (los otros lo manipulan todo y son poco de fiar, al igual que las televisiones -incluidas las públicas- y muchas emisoras de radio), lo que acontece a diario en Ucrania y esa, como todas, maldita guerra provocada por unos individuos despreciables que han sacado de quicio a una potencia armamentística y ahora estamos todos pagando las consecuencias excepto esos gringos que lo arreglan todo pero siempre a distancia de sus territorios. Ni que decir tiene que con las inexcusables excepciones que la historia les ha obligado, caso de la II Guerra Mundial (de la que se fueron con 300.000 muertos mientras los rusos perdían a seis millones); la promovida invasión de Irak con cerca de un millón de muertos, ¿genocidio?, la mayoría iraquís claro; Corea (dividida en dos) y Vietnam, con otros muchos cientos de miles de muertos; y sin olvidar Afganistán, de donde ha tenido que salir con las orejas gachas (después de involucrar a un montón de países entre ellos al nuestro), las “promovidas” Primaveras Árabes con Libia aún dando coletazos y utilizando el Mediterráneo como “fosa común”,  y las más de 18 guerras que “andan sueltas” por ahí, preferentemente, en África; y con, parece ser, el claro genocidio de Yemen por cuenta de Arabia Saudí con las armas que le proporcionamos, entre otros, los españoles. Habría que saber con total certeza si, ciertamente, en esa zona pro-rusa, el Dombás (Donbás o Donbáss), donde hay una guerra desde el 6 de abril de 2014 entre el gobierno nacional ucraniano y las fuerzas separatistas rusas, se han producido “matanzas” (se habla de 8.000 y 14.000 asesinatos) por parte de las milicias pro-nazis del famoso batallón Azov, con sede en la ya famosa ciudad de Mariúpol. Ese batallón Azov, paramilitar supremacista blanco que fue integrado en la Guardia Nacional, de ideología neonazismo-ultranacionalismo formado por voluntarios de Ucrania y de varios países entre los que destacan los de nacionalidad croata acusados por algunos medios de crímenes de guerra contra ciudadanos ucranianos, que para su antisemitismo, rusofobia y anticomunismo utilizan símbolos como “Wolfsangel” de las SS hitlerianas. 

Lo cierto es que Ucrania está siendo devastada en su mayor parte -muy especialmente en el Sur- y cuando termine esta guerra que, como todas las guerras, incluso la de los 100 años, acabará algún día y habrá que llevar a cabo la reconstrucción, pertenezca a quien pertenezca (para mí que será a Rusia, pero…), tendremos que poner los dineros necesarios para su vuelta a la normalidad -directa o indirectamente-, como por ejemplo se hizo con la ciudad alemana de Dresde destruida por los aliados cuando ya había terminado la guerra. Lo cual, dicho en claro, correrá en su mayor parte a los que ahora no paran de enviar armas a los ucranianos para que se maten sin contemplaciones en una lucha desigual contra una de las mayores potencias armamentísticas mundiales como es Rusia. Es decir, para entendernos, “estamos dándole martillazos al reloj” para tener que reconocer luego que tiene arreglo o que hay que sustituirlo por otro nuevo; sólo que el arreglo o la compra del nuevo la tendremos que llevar a cabo los mismos de siempre, mientras unos cuantos (entre tráfico de armas y unas cuantas miserias más) se “pondrán las botas” una vez más y como ha ocurrido siempre que la economía se inventa una guerra. Fácil reiterar el dicho del Roto en una de sus viñetas: “armas para las guerras, guerras para las armas. El negocio perfecto”. Y para el resto del mundo, para los de a pie, que sufrirán las consecuencias del desbarajuste, un aumento asegurado de eso que señala así mismo El Roto en otra de sus viñetas: “Después del Paleolítico y del Neolítico llegó el Ansiolítico, o edad moderna”. Sí, con toda seguridad, cuando termine esta desigual guerra (que un presidente, rozando la gilipollez -propia de sus actuaciones en las tablas-, aún piensa que puede ganar, y que tiene gente de Cargos muy Altos que lo secundan porque son más “eso”  que él mismo), habrá muchos millones de personas más que tendrán que recurrir a los ansiolíticos para sobrellevar la maldita carga que se les vendrá encima.    

En una carta abierta dirigida al Presidente el Gobierno por un humilde concejal de un pequeño pueblo de Ávila, llamado Francisco J. Gordo, éste le dice al Sr. Pedro Sánchez, entre otras muchas cosas, lo siguiente: “a la luz de los últimos acontecimientos acaecidos en Ucrania con respecto a la guerra en el Este con Rusia, España ha tomado una serie de decisiones que a sus representados les deja mucho que desear. Decisiones que repercuten en nuestro país tomadas sin haber sido autorizadas por las Cámaras de representación correspondiente. La arbitrariedad de sus decisiones en función del sol que más calienta nos repercute y condiciona en nuestro día a día metiéndonos en una guerra que nadie ha pedido. La guerra de Ucrania es un tema complejo y desde arriba se ha decidido  a razón de lo que diga la OTAN, que al fin de cuentas es lo que diga EEUU. Esto significa que la dejadez de este Gobierno de la Nación está permitiendo que EEUU en primera instancia y la OTAN como guinda del pastel, nos reste soberanía propia. Es por ello que, si desde arriba nadie le está parando los pies en esta debacle, sino que le está alentando a continuar hacia una presumible Tercera Guerra Mundial en la que nos va a involucrar a todos, pues de alguna forma habrá que parar esto. Así que si no es desde arriba, tendrá que ser desde abajo. Como Concejal le desautorizo en las siguientes decisiones que está tomando en nombre de todos pese a no tenernos en cuenta, obviando, una vez más, eso que dijo William E. Borah: “Lo más maravilloso de la historia es la paciencia con que hombres y mujeres se someten a las cargas innecesarias con que sus gobiernos les abruman”: 

Desautorizo el envío de armamento por parte de España a la zona de combate. Ya que esto tan sólo lleva a persistir en el conflicto y por consiguiente en el número de muertes. Más aún cuando las armas son repartidas a la población, que es obligada a combatir. Y también, acaba este armamento (pagado por nuestro erario público) en manos de grupos neonazis que hacen un mal uso de estas armas (como si se pudiera hacer un buen uso). Puesto que suponen una grave amenaza para la población civil de la zona. Es decir, los propios ucranianos, asesinan civiles desarmados (también ucranianos) con armas españolas, pagadas por todos nosotros. 

Por medios alternativos podemos llegar a ver las atrocidades que están haciendo los soldados ucranianos a su propio pueblo. Como atarles a los postes o a los árboles, desnudarles y azotarles públicamente para mayor escarnio. Dejándoles a su suerte atados y envueltos en posición vertical para que se les coagule la sangre y sufran hasta el límite. Pero también, cualquier vecino puede encontrar en redes (lo publican los propios ucranianos que lo perpetran) cómo vejan, rapan o queman el pelo, patean y asesinan ante las cámaras, no sin antes haciendo lo indecible gracias a las armas españolas.  

Llevan casi una década haciendo lo mismo bajo su silencio, al menos ahora que no se haga en nuestro nombre.  

Desautorizo la censura que se está cebando desde Europa hacia los medios rusos, ya que se está creando un pensamiento único a través de los medios de propaganda bélica. Creando un caldo de cultivo que sólo nos lleva a la aceptación de una masacre a nivel europeo y sin precedentes. Nos toman como si fuéramos un rebaño sin capacidad crítica para poder ver ambas versiones del conflicto y tomar una visión propia al respecto. Es tan sólo una falta de respeto a nuestra población.   

EEUU se está aprovechando de nuestra posición para utilizarnos de parapeto. Ya lo dijo ante la Presidenta de la UE: “Cortar el gas ruso dañará a Europa, pero es un precio que estoy dispuesto a pagar” expuso el Presidente de EEUU Joe Biden. Sobreentendiéndose que efectivamente somos una mera colonia más del imperialismo estadounidense. La guerra fría tan sólo se ha sofisticado  mientras seguíamos con nuestras alienadas vidas pensando que estábamos en paz. La paz tan sólo es el desconocimiento del pueblo ante los designios de los gobiernos.  

No sólo está poniendo a España en el punto de mira ruso cada vez que la OTAN utiliza los puestos de inteligencia ubicados en nuestro territorio para servir a Ucrania, sino que nos ha metido en el ojo del huracán de una guerra de intereses puramente económicos. Una guerra económica cuyas bajas están entre nuestros vecinos, nuestros allegados y nosotros mismos. La clase trabajadora siempre paga con su sudor o con su sangre. 

Cualquier movimiento que hagan en nuestro nombre, nos resta soberanía como nación. Ahora sólo somos un peón más en este tablero al que nunca debimos pertenecer.  

Y termina el humilde, pero más que claro, Concejal: De la misma forma que como cargo público me debo a mis representados, Vd. Como Presidente de la Nación, se debe a todos los habitantes de la misma. Por lo que si desde arriba le ordenan seguir adelante con esta guerra, cuya integridad de nuestros habitantes ponen en riesgo bajo su constante sumisión; al menos, contará y quedará patente con mi humilde desautorización en nombre de mis respetables representados. Dicho lo dicho: “Si la intromisión de España en esta guerra no se frena desde arriba, debe frenarse desde abajo”.  

Lástima que como este humilde Concejal haya muy poquitos en este país… los justitos, el resto vive para el clientelismo, la sumisión y el adoctrinamiento. ¡Gracias Concejal! 

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

La ciberdelincuencia: ¡un deber pendiente!

El fenómeno de la ciberdelincuencia en nuestra sociedad me obliga a entonar una voz mucho más crítica y categórica de lo que viene siendo...

Denuncia de violencia institucional contra las víctimas de violencia de género ante el Parlamento Vasco: «Necesitamos que se investiguen nuestros expedientes»

El pasado día 22 de junio tuvo lugar la comparecencia ante la Comisión de Derechos Humanos, Igualdad y Justicia del Parlamento Vasco de distintas...

Redistribuir la riqueza ante inflación y guerra

La invasión imperialista rusa de Ucrania va a prolongarse, amenazando la paz y la estabilidad, y amplificando los efectos que ya está teniendo en...

República Dominicana asciende 10 puestos en libertad de expresión y de prensa gracias a la nueva forma de gobernar de Luis Abinader

La libertad de expresión y de prensa es una de las principales columnas sobre las que se sostiene una sociedad democrática y estable. Además,...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Banco Popular: el Santander podría provocar un cerco más estrecho contra Emilio Saracho y la JUR

El cerco sobre la responsabilidad de Emilio Saracho y de la Junta Única de Resolución se podría estrechar aún más por un movimiento de...

Banco Popular: las coacciones, amenazas y engaños que no quiere investigar la Audiencia Nacional

a frase de Saracho «o se declara la inviabilidad o ateneos a las consecuencias» resonó en varias ocasiones en las paredes de la Audiencia

Banco Popular: el acta de la inviabilidad infringió el Código del Registro Mercantil, pero la Audiencia Nacional no lo investigará

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ratificó la decisión del juez Calama de no investigar determinados hechos sucedidos en la reunión...

Más de la mitad de los padres han decidido no poner la pauta completa a sus hijos de la vacuna contra el Covid-19 en...

Los menores que han recibido la pauta completa de la vacuna contra el COVID-19 no llega al 50%.  Desde el Comité Asesor de Vacunas han...

Jeffrey Sachs responsable de la comisión COVID-19 en The Lancet: «Estoy bastante convencido de que el virus salió de un laboratorio de EEUU»

Jeffrey Sachs es profesor de Economía en la Universidad de Columbiaa, en EEUU, de reconocido prestigio a nivel internacional. Es director del Centro para...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

La ciberdelincuencia: ¡un deber pendiente!

El fenómeno de la ciberdelincuencia en nuestra sociedad me obliga a entonar una voz mucho más crítica y categórica de lo que viene siendo...

Denuncia de violencia institucional contra las víctimas de violencia de género ante el Parlamento Vasco: «Necesitamos que se investiguen nuestros expedientes»

El pasado día 22 de junio tuvo lugar la comparecencia ante la Comisión de Derechos Humanos, Igualdad y Justicia del Parlamento Vasco de distintas...

Redistribuir la riqueza ante inflación y guerra

La invasión imperialista rusa de Ucrania va a prolongarse, amenazando la paz y la estabilidad, y amplificando los efectos que ya está teniendo en...

República Dominicana asciende 10 puestos en libertad de expresión y de prensa gracias a la nueva forma de gobernar de Luis Abinader

La libertad de expresión y de prensa es una de las principales columnas sobre las que se sostiene una sociedad democrática y estable. Además,...