La enconada disputa entre taxis y VTC parece que llega a un acuerdo de buena voluntad, al menos en la comunidad de Madrid. Desde primera hora de este viernes, la aplicación de Uber ofrece la posibilidad de solicitar un taxi a través de UberX.

Esta medida, que convierte a Madrid en una ciudad pionera al ofrecer ambos servicios a través de una misma aplicación, ha sido posible tras la aprobación del Reglamento del Taxi de la Comunidad, que permite al sector del taxi ofrecer precios cerrados y descuentos en sus tarifas.

“Por el momento son 50 vehículos de la empresa Ciudad de Taxi los que se han integrado en el servicio de Uber”

Hace cuatro meses ya era Cabify quien integraba al taxi en su aplicación, pero aún estaba en el aire la situación con Uber. De este modo, el usuario tiene ahora la opción, en la aplicación de ambos servicios, de optar por un taxi tradicional o por uno de los VTC, teniendo como criterio para decidir, entre otros aspectos, la estimación de precio del servicio.

Por el momento son 50 vehículos de la empresa Ciudad de Taxi los que se han integrado en el servicio de Uber (un 0,3% de las licencias de taxi en la capital, que ya superan la cifra total de 15.600), aunque no se descarta que en próximos meses se llegue a acuerdos con otras compañías. En el caso de Cabify, por ejemplo, son ya más de dos centenares los taxistas que trabajan bajo el paraguas de su plataforma, no solo en Madrid, sino también en Santander y Valencia, y pronto, al parecer, podrían llegar a un acuerdo en Barcelona.

En cuanto al funcionamiento del servicio, cuando un usuario solicite un viaje a través de UberX, reduciendo así el tiempo de espera. La aplicación, no obstante, informará de qué tipo de servicio se trata, taxi o VTC, y ofrecerá las opciones hasta ahora disponibles: información de precio cerrado, pago instantáneo, posibilidad de compartir tarifa y de añadir propina.

Con este acuerdo, el taxista cobraría alrededor un 22% menos en cada carrera, si restamos el 12% que recibe Uber como comisión (en el caso de las VTC se embolsa en torno al 25%) y un 10% que, según las estimaciones, baja el precio de cada carrera al acordarse por la plataforma y no mediante la contratación tradicional.

Por el contrario, podría llegar a doblar el número de trayectos, siempre según Uber, dado que según las cifras que maneja esta compañía, un taxi tradicional está ocupado entre un 30% o un 40% de su tiempo de trabajo, dato que asciende hasta un 60% en el caso de los conductores integrados en la plataforma.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + doce =