Los exconsellers Meritxell Serret, Lluís Puig y Toni Comín han comparecido este miércoles ante el tribunal de primera instancia de Bruselas que debía decidir sobre las órdenes de detención y entrega emitidas por el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena. Una vez finalizada la vista, el tribunal belga requiere más información a España y cita a los exconsellers el próximo 16 de mayo.

Turull, Bassa y Forcadell en el Supremo 

El magistrado Llarena ha citado hoy a Turull, Bassa y Forcadell, para comunicarles su procesamiento. Con ellos cierra la ronda de citaciones a los nueve procesados que están en prisión preventiva, después de escuchar a Oriol JunquerasJordi Sànchez, Jordi Cuixart, Joaquim Forn, Josep Rull y Raül Romeva.

“No estaríamos aquí juzgados si no hubiéramos ganado las elecciones»

Ayer comparecieron Forn, Rull y Romeva ante el Tribunal Supremo para conocer su procesamiento. Los tres ex consellers estaban citados para una declaración indagatoria en la que tendrán ocasión de declarar ante el magistrado acerca de los delitos por los que los procesa: rebelión y malversación.

El tribunal de primera instancia de Bruselas requiere más información a España y cita a los exconsellers Meritxell Serret, Lluís Puig y Toni Comín  para el próximo 16 de mayo

Su citación se produce después de la de Jordi Sànchez, candidato a presidente de la Generalitat, acusara a Llarena de falta de objetividad.

El primero en comparecer ante el magistrado del Supremo, Pablo Llarena, ha sido el exconseller de Interior Joaquim Forn, quien ha reiterado su voluntad de abandonar la política y de acatar la aplicación del artículo 155

El exconseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull en su declaración ante el Juez Llarena afirmó: “El  juicio oral será un mero trámite. No estaríamos aquí juzgados si no hubiéramos ganado las elecciones».

Por su parte, el exconseller d’Afers Exteriors, Relacions Institucionals i Transparència, Raül Romeva, le dijo al juez que: «este procedimiento no es jurídico sino político, vulnera derechos fundamentales».

En lo que respecta a Turull, el magistrado del Tribunal Supremo le atribuye indiciariamente los delitos de rebelión y malversación por impulsar la movilización desde sus funciones de portavoz de la Generalitat. También, le acusa de gestionar y diseñar la inserción publicitaria del referéndum, coordinar infraestructuras informáticas para la votación y reclutar a voluntarios.

A Dolors Bassa, el juez Llarena señala que la exconsellera actuó en connivencia con Toni Comín y asumió el control de los locales dependientes de sus respectivas consejerías para el referéndum.

En relación a Forcadell, el auto de Llarena detalla su participación medular desde los comienzos del proceso independentista como presidenta de la ANC. Como presidenta del Parlament tramitó la aprobación de la legislación de soporte que sirve de coartada legitimadora, aún contrariando las reiteradas prohibiciones y requerimientos del Tribunal Constitucional, de acuerdo con el auto.

Para el juez, la participación de la expresidenta del Parlament «ha ido de la mano con la violencia de las últimas fases del proceso», ya que estuvo presente en la manifestación del 20 de septiembre y arengó a la movilización del día siguiente ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre