Cuando un país está gobernado por un dictador, se puede esperar cualquier cosa, sobre todo la inhumanidad y la insolidaridad. Eso es lo que ha ocurrido con Turquía que ha decidido retener los aviones que transportaban respiradores comprados por las administraciones públicas españolas.

Según indicó la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, el material fue bloqueado en Ankara por la preocupación del gobierno turco «de abastecer a su propio sistema sanitario». Es decir, el régimen de Erdogan espera a que los aviones hagan escala en Turquía para quedarse con el material que otros países compran en China en vez de comprarlo.

Además, no se espera que las gestiones diplomáticas que está haciendo el Gobierno español tenga éxito, porque la prioridad de Erdogan es tener material para atender a sus enfermos, material que no ha pagado y que no es suyo, y que lo devolverá a España cuando pasen unas semanas.

¿Dónde está la Unión Europea ahora? ¿Qué hace Josep Borrell que no propone sanciones a Turquía? Lo que Erdogan a hecho a España le puede ocurrir a cualquier otro país de la UE.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre