El secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, e impulsor de la moción de censura en la comunidad, tiene hoy difícil que ésta prospere después de que la propia líder de Ciudadanos se haya mostrado contraria a un pacto con los socialistas. Sin embargo, el líder de la oposición en la región no tira la toalla y reconoce a Diario16 que busca el acuerdo, con ayuda de Ferraz, con Inés Arrimadas, convencido de que tarde o temprano el vicepresidente Igea lidiará un movimiento en Ciudadanos contra ella.

Recuerda Tudanca que fue el PSOE de Castilla y León, ya hace un mes, quien primero planteó en España la opción de una moción de censura, aunque reconoce que la situación de Murcia y la convocatoria de elecciones de Ayuso en Madrid, «ha acelerado los acontecimientos».

Niega, como le acusan Mañueco e Igea, que esté negociando prestaciones a cambio de los votos de tres procuradores de Ciudadanos que necesita para que prospere esas moción de censura, e insiste en que «todo pasa por un acuerdo con Arrimadas».

Lo cierto es que Tudanca, como todo el mundo en Castilla y León, conoce las malas relaciones De Francisco Igea, líder de Cs en la comunidad y vicepresidente de la Junta, con buena parte de su equipo y también con la propia Arrimadas, contra quién se presentó a las primarias para liderar él el partido, cosa que no consiguió.

El líder del PSOE en Castilla y León entiende que si Arrimadas apoya la moción en Murcia, «aquí se dan los mismos motivos y más para apoyarnos también».

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre