Donald Trump va a presentar su plan de paz para el conflicto palestino-israelí y la primera parte está basada en la visión económica que tiene la Casa Blanda de esa solución que no es otra cosa que grandes compañías inviertan en Gaza y Cisjordania para «capacitar al pueblo palestino para construir una sociedad próspera», se afirmaba en un comunicado de la Administración. Las otras partes se conocerán en los próximos días y estarán basadas en «la gente y en el gobierno».

Este anuncio es la previa a una conferencia sobre Oriente Medio organizada por el yerno de Trump, Jared Kushner, a la que no tienen pensado asistir los representantes ni de Israel ni del Estado Palestino.

Por otra parte, este plan de la Administración Trump no ha hecho más que captar duras críticas de todos los sectores implicados. Los empresarios, por ejemplo, no están por la labor de invertir en Palestina si no existen garantías políticas de paz, algo que con la actitud de Israel frente a los palestinos es prácticamente imposible.

Esta visión economicista del proceso de paz se basa en un crecimiento económico a largo plazo para, en principio y teóricamente, basar el fin de las acciones militares en una prosperidad de ambos pueblos. Esto demuestra el desconocimiento absoluto de las razones por las que se está dando este enfrentamiento que ya dura más de 70 años. No se trata de mejorar sólo las condiciones económicas sino de que Israel finalice con sus políticas de apartheid hacia el pueblo palestino. No se trata de buscar la paz con la anestesia del dinero. Se trata de que el Estado de Israel deje de expulsar de sus casas a los palestinos, se trata de que los colonos judíos no quemen los campos de cultivo de los palestinos, se trata de que Israel no permita la construcción de más asentamientos ilegales en una tierra que está, según las resoluciones de la ONU, bajo jurisdicción palestina; se trata de que Palestina es un Estado soberano y hasta que Estados Unidos e Israel no lo asuman y sigan siendo cómplices del genocidio y el apartheid no habrá una solución.

 

1 Comentario

  1. Se trata de que el sionismo no pueda seguir asesinando familias palestinas para robarles. Se trata de que trump no siga robando los Altos del Golan a Siria, ni ayudando a robar las tierras de palestina a los sionistas israelianos. Se trata de que las leyes sean para todos y no solamente para los fuertes que las cambian según sus intereses.Trump/sionismo israeliano solo son criminales que espero ver desaparecer por el bien del mundo.Para empezar los judíos ya no comparten los crímenes de los israelianos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre