En las últimas horas la presencia del ejército estadounidense está aumentando de manera exponencial en los distintos estados norteamericanos. Se han activado las tropas en servicio activo y alcanzando ya el mismo número de miembros de la Guardia Nacional activados como tropas en servicio activo en Irak, Siria y Afganistán juntas

Son en estos momentos más de 17.000 miembros de la Guardia Nacional los que están preparados para apoyar a las fuerzas del orden locales. 

Si se suman los 45.000 miembros de la Guardia Nacional que están trabajando por la pandemia de COVID-19, la cifra resultante de soldados y aviadores de la Guardia Nacional activados asciende a 66.700.

Trump: los disturbios, la anarquía y los terroristas antifascistas

El presidente Donald Trump ha señalado a este respecto que “primero estamos poniendo fin a los disturbios y la anarquía que se ha extendido por todo nuestro país”, añadiendo que recomienda encarecidamente a los gobernadores que desplieguen la Guardia Nacional para “dominar sus calles”. Incluso ha llegado a decirles que, si no retoman las calles y usan la fuerza para enfrentar a los manifestantes, “se verán como tontos”

Dijo esto en su discurso del lunes, donde también se atribuyó ser “el presidente del orden y la ley”. El discurso completo puede leerlo aquí

Dijo esto después de incendiar las redes sociales y a la opinión pública tras publicar en un tweet que la organización antifascista sería incluida en la lista de organizaciones terroristas. 

Hay quien pudiera pensar que la afirmación del presidente no pasaba de ser una provocación, tan típica en él -por otro lado-, y que semejante amenaza carecería de recorrido. Pero resulta que esto puede no ser así. 

La Casa Blanca aborda el compromiso de Trump de designar a Antifa como grupo terrorista

Según los analistas en materia legislativa, ningún estatuto actual otorga a los Estados Unidos la autoridad para declarar organizaciones terrorista a un movimiento como el Antifascista

Porque los antifascistas no son una organización, sino que se trata de un movimiento, de una ideología, absolutamente descentralizada. Que, además, puede que haya personas violentas que sean antifascistas, pero el antifascista no es por definición algo vinculado a la violencia, como sí lo es una organización terrorista. De hecho, es su esencia. 

Respecto a lo que está sucediendo en las calles norteamericanas, el fiscal general Willian Barr ya ha anunciado que los altercados producidos serán juzgados como “terrorismo doméstico”. 

Exactamente lo mismo que dijo Trump, cuando afirmó: “estos son actos de terror doméstico. No son actos de protesta pacífica”. 

Preocupante para todos los estadounidenses

Ante las provocaciones de Trump hacia los gobernadores, uno de ellos, Gretchen Whitmer, demócrata y gobernador de Michigan, ha contestado al presidente. 

Concretamente le ha dedicado estas palabras: “”El presidente atacó repetidamente y brutalmente a los gobernadores, que están haciendo todo lo posible para mantener la paz mientras luchan contra una pandemia mundial única en una generación”, dijo Whitmer en un comunicado. “Los peligrosos comentarios del presidente deberían ser muy preocupantes para todos los estadounidenses, ya que envían una señal clara de que esta administración está decidida a sembrar las semillas del odio y la división”.

Gases lacrimógenos antes del discurso presidencial

Manifestantes pacíficos que se encontraban junto a la Casa Blanca, en Washington antes de que Donald Trump diera su discurso en el Rose Garden y declarando la movilización del ejército estadounidense han sido agredidos por la policía. Minutos antes del discurso se lanzaron gases lacrimógenos y disparos con pelotas de goma contra los manifestantes. 

https://edition.cnn.com/videos/politics/2020/06/01/white-house-protesters-donald-trump-white-speech-sot-vpx.cnn

Vehículos militares alrededor de la Casa Blanca 

En las inmediaciones de la Casa Blanca, en la Avenida de Pensilvania han podido verse vehículos militares.

Funcionarios de defensa de Estados Unidos han señalado que la totalidad de las fuerzas de la Guardia Nacional en Washington han sido movilizadas (1.200). Además, cinco estados habrían enviado de 600 a 800 tropas adicionales de la Guardia Nacional que podrían llegar al anochecer. También se ha afirmado que algunas de las tropas estarían armadas con “armas letales”.  

Activar la ley de Insurrección de 1807

Trump está considerando invocar la Ley de Insurrección, una ley federal de 1807 que le permitiría desplegar tropas estadounidenses en servicio activo para responder a las protestas en las ciudades. 

La última vez que se invocó esta ley fue en 1992 para frenar los disturbios de Rodney King en Los Ángeles

El Congreso modificó la ley después del huracán Katrina en 2006 para dar más claridad sobre su uso durante los desastres naturales, pero abandonó algunos de esos cambios un año después después de las objeciones de los gobernadores estatales que no querían ceder su autoridad.

La autopsia afirma que fue un homicidio

La escalada de tensión en las calles se produce mientras se conoce el resultado de la autopsia realizada a George Floyd. 

Precisamente el informe se ha producido cuando la familia hacía públicos los resultados de una autopsia privada que determinó asfixia como causa de la muerte

Pero determinar la causa de la muerte ha sido también parte de la causa de las tensiones sociales. Y es que, el informe preliminar del condado de Hennepin provocó una ola generalizada en todo el país de indignación. El informe preliminar decía que no se habían encontrado hallazgos físicos que respaldasen un diagnóstico de asfixia o estrangulación traumática. Y pretendía atribuir la causa de la muerte al compendio que podría haberse producido por la actuación policial, enfermedades previas de Floyd y el consumo de alguna sustancia. 

Decir esto cuando existía una grabación en la que se ve, sin ningún tipo de duda, que el cuello de Floyd es aplastado por la rodilla del agente hasta que, después de pedir desesperadamente que le dejase respirar, la víctima deja de moverse y queda tirado en el suelo, es casi una provocación. 

Fue por este motivo por el que la familia solicitó una autopsia privada. Ha sido realizada por Michael Baden y por Allecia Wilson. Precisamente Baden ha sido el médico forense de la ciudad de Nueva York. En su informe afirma que “lo que encontramos -en la autopsia- es coherente con lo que la gente vio. No hay otro problema de salud que pueda causar o contribuir a la muerte en este caso”. 

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre