El presidente Trump firmo una orden ejecutiva en la que ordenaba a su principal negociador comercial la imposición de aranceles sobre otros 100 mil millones de dólares a productos chinos, una medida que supondrá que la guerra comercial iniciada por el presidente contra China se incremente, teniendo en cuenta el intercambio de ataques entre la Casa Blanca y Pekín de estos últimos días.

La orden ejecutiva de Trump impondrá aranceles sobre una parte importante de los productos chinos importados que generaron a los Estados Unidos 505 mil millones el año pasado.

La respuesta del presidente americano se produce un día después de que China emitiera una lista de aranceles de 50 mil millones de dólares en bienes estadounidenses, entre los que se incluía la soja y aviones pequeños, una medida que era la respuesta a acciones recientes de Trump. Sin embargo, éste no bajó su nivel de desafío al afirmar en un comunicado que «en lugar de remediar su mala conducta, China ha elegido perjudicar a nuestros agricultores y fabricantes».

El último ataque del presidente, enfrentando las dos economías más grandes del mundo en una pelea abierta, asustará a los aliados de Estados Unidos en Europa y Japón, así como a los líderes empresariales estadounidenses, que están desesperados por una resolución negociada de la disputa.

El mercado de valores se cerró antes de que la Casa Blanca publicara la declaración de Trump sobre las tarifas adicionales. Los mercados en China continental estaban cerrados por vacaciones. Los mercados de Asia y el Pacífico en gran medida ignoraron la noticia.

La reacción de Pekín fue silenciada, ya que, horas después del anuncio de Trump, el Ministerio de Comercio emitió una breve declaración que reiteraba los puntos de conversación estándar de China sobre Trump y el comercio: «Hemos tomado nota de la declaración pertinente de los EE. UU. Sobre el tema del comercio entre China y Estados Unidos, la posición de China se ha dejado muy en claro. No queremos pelear, pero no tenemos miedo de luchar en una guerra comercial. Si Estados Unidos no tiene en cuenta la oposición de China y la comunidad internacional, insistiendo en el unilateralismo y el proteccionismo comercial, la parte china seguirá su ejemplo y luchará a toda costa».

La comunidad empresarial está instando a Trump y al presidente chino, Xi Jinping a que lleguen a un acuerdo antes de que entren en vigor las tarifas. Por otro lado, los congresistas y senadores republicanos exhortaron al presidente a que retroceda.

Dean Garfield, director ejecutivo del Consejo de la Industria IT, afirmó que la amenaza de los aranceles sobre otros 100.000 millones de dólares en productos chinos fue «irresponsable y desestabilizadora. Llamamos a ambas partes a detener la retórica improductiva y la escalada, reconociendo que estas palabras y acciones tienen consecuencias globales».

Los legisladores republicanos temen que la profundización de la guerra comercial afecte los empleos y negocios en sus Estados, lo que podría costarles votos en las elecciones de mitad de mandato. El senador republicano por Nebraska Ben Sasse fue muy contundente: «Afortunadamente, el presidente está volviendo a perder el control otra vez, pero lo está haciendo en serio serio, esto es una locura. Está amenazando con encender la agricultura estadounidense en llamas».

El nivel anunciado de aranceles casi con certeza llevaría a que los consumidores estadounidenses y chinos se encuentren precios más altos en las tiendas por muchos artículos de uso diario.

La amenaza de Trump de más aranceles se produce en medio de una creciente confusión sobre el enfoque de la Casa Blanca a la política comercial, ya que está en medio de un importante cambio de personal, y Trump se ha tomado la responsabilidad de emitir declaraciones y decretos en las redes sociales.

Los propios asesores económicos de Donald Trump están divididos en lo referente a estas medidas. Por un lado, Peter Navarro, asesor económico de la Casa Blanca, ha aplaudido el enfoque de Trump hacia China. Otros, en particular el director del Consejo Nacional de Economía, Larry Kudlow, han sugerido que estos movimientos son parte de una gran negociación que podría resultar sin que los aranceles entren en vigor.

Pero cada vez que los asesores intentan suavizar el borde de las amenazas comerciales de Trump, el presidente apunta directamente a Pekín y declara que no retrocederá hasta que la brecha entre las importaciones estadounidenses de China y sus exportaciones a ese país se reduzca drásticamente.

En varios tuits belicosos, Trump declaró: «No estamos en una guerra comercial con China, esa guerra se perdió hace muchos años por las personas tontas o incompetentes que representaban a los EE. UU.».

Las acciones de golpe por golpe comenzaron en marzo con Trump iniciando un proceso para imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio. Luego eximió a la mayoría de los países principales, excepto a China. En respuesta, China afirmó el lunes que impondría aranceles a 128 exportaciones estadounidenses, incluida la carne de cerdo y una gama de productos agrícolas que tendría un impacto desproporcionado en los agricultores estadounidenses. El martes, Trump reveló una lista de alrededor de 50 mil millones de dólares en productos electrónicos, aeroespaciales y de maquinaria chinos que planea alcanzar con aranceles altos. El miércoles, China dejó claro que buscaría nuevos gravámenes a la importación de soja, automóviles y aviones de EE. UU., objetivos que llegarían mucho más profundamente a la economía estadounidense y afectarían potencialmente a cientos de miles de puestos de trabajo.

Esta guerra comercial a quien va a perjudicar es a los ciudadanos americanos, ya sea a través de un incremento de los precios o de pérdidas millonarias de puestos de trabajo. Los propios economistas dicen que será casi imposible evitar dañar a los consumidores estadounidenses con los aranceles adicionales que Trump está presionando por ahora.

4 Comentarios

  1. AMERICA HA PERDIDO LA GUERRA CON CHINA .
    Y LO MISMO PASA CON EUROPA HA PERDIDO LA GUERRA CON RUSIA
    le hace tragar el anzuelo cuando quiere ,tiene topos que trabajan en europa para desestabilizar la economia europea.
    ejempo claro en españa su actuacion favoreciendo el separatismo catalan y su actuacion favoreciendo la estafa del popular para dejar a los bancos europeos y a la bolsa europea fuera de juego y en la ilegalidad ,a europa nadie le tiene respeto.
    rusia y el grupo interalfa de los rothschild que solo atacaban paises tercermundistas para llevarse su botin ya campan a sus anchas en europa y que decir de los fondos buitres como
    blackstone destruyendo la riqueza ,llevandose a precio de saldo el botin.
    hay mucho traidor infiltrado .ni siquiera respetan el territorio europeo para perpetrar sus venganzas con los traidores a la causa rusa .
    euopa ni siquiera puede defenderse de ciberataques .
    solo falta ya la creacion del criptorublo que rusia empezo a planear cuando se realizo la estafa del banco popular para romper el euro en mil pedazos .
    europa esta acabada porque no rectifica sus errores.
    china le dio un puñetazo a estados unidos precisamente con la creacion de los petroyuanes.

  2. https://mundo.sputniknews.com/economia/201803231077288862-pekin-eeuu-petroleo-yuanes-compra/

    estamos en el inicio de un cambio de liderazgo del poder economico mundial china cogera el testigo de estados unidos .

    lo que mas temia el grupo bilderberg que temia el peligro ruso y chino se producira ,gracias a sus multiples errores autodestruyendo la economia occidental con sus medidas de rapiña corrupcion y especulacion que no han creado una autentica riqueza sino que han llevado al estancamiento de la economia europea y americana . los rothschid y bilderberg se han cavado su propia fosa

  3. mientras occidente esta dormido.
    oriente no para.
    se ha hecho con grandes reservas de oro
    y tiene una politica de expansion.
    se hace en todo el mundo con las materias primas que necesita y sus dominios se extienden por toda america latina que es el patio trasero de estados unidos comprando y comprando.
    empresas estrategicas.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre