La Casa Blanca está incumpliendo una de las leyes de transparencia clave al no informar sobre las reuniones que está manteniendo Donald Trump con las élites empresariales de los Estados Unidos para, en principio, preparar un plan para la reapertura de las actividades y reabrir el país. El problema es que no es la primera vez que Trump y su administración incumplen deliberadamente la ley.

El presidente Donald Trump anunció un plan de reapertura de la economía, a bombo y platillo, y recitó los nombres de más de 200 líderes empresariales, los «Grandes Grupos de la Industria del Renacimiento Económico de Estados Unidos». Según varios medios norteamericanos, Trump realizó a partir del miércoles cuatro llamadas a algunos de estos grandes empresarios y que le trasladaron una serie de ideas sobre cómo reiniciar la economía en medio de la pandemia de coronavirus, ideas que, evidentemente, anteponían sus intereses a los de la salud de los ciudadanos y ciudadanas estadounidenses.

La Casa Blanca mantuvo en secreto las reuniones privadas y puso como excusa de que los más de 200 líderes empresariales con los que está hablando Trump no están desarrollando recomendaciones consensuadas, solo ofreciendo sus opiniones. Por esto creen que Trump no tiene que cumplir con un estatuto de transparencia central, la Ley del Comité Asesor Federal, que exige que los comités asesores externos formales deben celebrar reuniones abiertas y emitan informes públicos. La Casa Blanca también omitió el término «comité» en su comunicado.

Los defensores de la transparencia argumentan que la iniciativa empresarial se parece al tipo de panel que el Congreso estaba tratando de regular cuando aprobó la FACA en 1972 para estandarizar y abrir la forma en que el gobierno federal busca el asesoramiento oficial de la industria y expertos externos.

La administración Trump ya tiene un historial de elusión de las leyes de transparencia en sus reuniones con los representantes de las élites capitalistas. Ya en 2017, los funcionarios de la Casa Blanca utilizaron un enfoque similar para dos iniciativas de alto nivel para consultar a líderes empresariales: un Foro Estratégico y de Políticas y una Iniciativa de Empleos Industriales.

En ambos casos, los funcionarios de la Casa Blanca insistieron en que esas reuniones no estaban tratando ninguna propuesta y, por lo tanto, no tenían que cumplir con las leyes de transparencia.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre