Donald Trump, un negacionista del cambio climático, ha enterrado u ocultado más de 1.000 informes sobre los efectos del calentamiento global en los Estados Unidos. Los demócratas del Senado han publicado un documento en el que se describen varias decenas de ocasiones en las que la administración de Trump ha censurado o minimizado informes de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) o el propio Departamento de Seguridad Nacional. Además, una alto cargo del Comité de Agricultura del Senado, la demócrata Debbie Stabenow, ha hecho pública una lista con casi 1.500 estudios que los investigadores del Departamento de Agricultura (USDA) han publicado desde que Trump ocupa la Casa Blanca, sobre todo por la incidencia que están teniendo en agricultores y ganaderos los efectos del cambio climático.

En esos informes del USDA contienen advertencias sobre el calentamiento global que la administración de Trump no está comunicando a los agricultores, un hecho muy grave, puesto que en esos documentos se encuentran investigaciones que muestran cómo diferentes tipos de cultivo se verán muy perjudicados por el cambio climático, cómo habrá una reducción de los nutrientes de cereales como el arroz o el trigo y cómo la producción de leche también descenderá.

Stabenow fue muy dura en una rueda de prensa celebrada en el Senado: «Estos estudios muestran cómo el cambio climático está afectando la producción de cultivos, interrumpiendo la forma en que se cultivan los alimentos y aumentando el riesgo para las comunidades», afirmó y, posteriormente calificó como de un verdadero escándalo que «la información crítica para las comunidades, para los agricultores, para aquellos de nosotros que nos preocupamos profundamente por lo que está sucediendo con la agricultura, éstas no son compartidas por las personas que necesitan saber, sino que les están pagando ellos, como contribuyentes».

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre