El presidente Trump, el primer día que apareció en público con mascarilla el pasado 21 de julio.


El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue absuelto por el Senado, bajo control demócrata, de cualquier culpa en el asalto al Capitolio del 6 de enero, una de las jornadas más convulsas de la historia del país y en la que murieron cinco personas. Los votos republicanos del Senado, constituido como jurado en este juicio político («impeachment»), salvaron a Trump e impidieron que los demócratas se hicieran con suficientes apoyos para condenarle.

En concreto, 57 senadores, incluidos siete republicanos, han votado a favor de condenar a Trump, mientras que 43 lo han hecho en contra, unas cifras lejanas a los 67 votos necesarios, ya que se requiere una mayoría de dos tercios, para la condena.

Los siete republicanos que han votado a favor en el veredicto son Bill Cassidy (Luisiana), Susan Collins (Maine), Richard Burr (Carolina del Norte), Lisa Murkowski (Alaska), Mitt Romney (Utah), Ben Sasse (Nebraska) y Pat Toomey (Pensilvania) y suponen el mayor número de senadores del partido del juzgado en apoyar un ‘impeachment’ en la historia.

Tras conocerse el resultado de la votación, Trump ha roto semanas de cauto silencio. «Siempre he sido y siempre seré un campeón incansable del Estado de derecho, los héroes de las fuerzas de seguridad y el derecho de los estadounidenses a debatir pacífica y honrosamente las cuestiones diarias sin malicia y sin odio», ha apuntado en un comunicado.

Así, ha calificado de «triste» que «un solo partido político de Estados Unidos haya dado vía libre a denigrar el estado de derecho, difamar a las fuerzas de seguridad, jalear a las masas, disculpar a los alborotadores y transformar la justicia en una herramienta de venganza política para procesar, señalar, censurar y reprimir a toda la gente y todas las oponiones con las que no están de acuerdo».

Además, ha dejado entrever que tiene planes para su futuro político: «Tenemos tanto trabajo por delante y pronto nos alzaremos con una visión para un futuro brillante, radiante e ilimitado para Estados Unidos».

En cambio, el portavoz demócrata en el Senado, Chuck Schumer, ha condenado la decisión de la Cámara y en particular el voto de los senadores republicanos. «La gran mayoría de los republicanos del Senado, incluido su líder, han votado a favor de absolver al expresidente Trump, con lo que escriben para siempre sus nombres en las columnas de la historia», ha declarado.







Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Los republicanos han salvado a su jefe. Pero a cambio han condenado a América. Creo que han sentenciado su final. Una vez más de se demuestra que «El sueño de la razón produce monstruos».

  2. Creo que han sido el primer mandato de 4 años sin bombas arrojadas en el mundo por parte de los EEUU. Dedicado al Sr.Domínguez

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre