La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo se reúne hoy lunes para estudiar si accede a la petición de la familia Franco y suspende, de forma cautelar, el acuerdo por el que el Gobierno el pasado 8 de noviembre decide avanzar en los trámites de la exhumación de los restos del dictador del Valle de los Caídos. Sánchez, tras conocer el recurso de la familia Franco, aseguró que los planes del Ejecutivo no se verán afectados y que la exhumación de Franco será una realidad en 2019.

Los magistrados no entrarán a valorar el recurso, solamente estudiarán si procede o no paralizar de forma cautelar los trámites del Gobierno. Al tratarse de una medida cautelar es probable que el Alto Tribunal decida hoy si paraliza o no los trámites, con posterioridad, estudiarán el recurso de los nietos de Franco,

El acuerdo al que afecta la petición de la familia Franco supone un avance en el procedimiento abierto para la exhumación de los restos mortales del dictador del Valle de los Caídos.

El Ejecutivo, en noviembre, aprobó, entre otros trámites, la orden a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, para remitir al Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial el proyecto necesario para llevar a cabo la exhumación.

El Gobierno estableció que los servicios técnicos de Patrimonio Nacional, en su calidad de patrono de la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, deben redactar el proyecto para su tramitación con arreglo a lo previsto en la ley del suelo y rehabilitación urbana.

1 Comentario

  1. Solo hay una solución justa para terminar con la exaltación del genocidio fascista en España: sacar los restos del gallego criminal de su magnánima tumba y enterrarlos en secreto en un cuneta desconocida de un camino perdido de la mano de dios que nadie encuentre.

    Y por supuesto esta más que justa acción debería ser repetida con Queipo de Llano y el resto de torturadores, asesinos, criminales de guerra y genocidas que ayudaron al enano asesino en su más que terrible dictadura.

    Y así, con varios miles de jerarcas fascistas con sus huesos repartidos por toda la geografía nacional en lugares desconocidos de sitios más que perdidos se acabaría el problema.

    Y por supuesto nada de protestar a los cachorros del filofascismo patrio, porque ya se sabe que exigir dar sepultura digna a los muertos de la guerra civil y de la posterior terrible represión es reabrir viejas heridas de un pasado que ya no importa. O eso dicen todos los que tienen la conciencia manchada por su exaltación de esos miserables criminales de guerra. https://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2018/10/no-hay-que-pintar-la-tumba-de-franco.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × uno =