Carmen González, Margatira Abarzuza y Marina Iglesias.

El Liceo Marítimo de Baiona (Pontevedra), desde donde se puede disfrutar de una maravillosa vista de las Islas Cíes -una de las más bonitas obras de la naturaleza-, alberga hasta el 31 de julio una exposición de pinturas que ya solo el título anima a pasarse y disfrutar, tanto del entorno como de la obra allí expuesta: “Tres mujeres, tres amigas, tres miradas”.

Carmen González Costas, Margarita Abarzuza Abarzuza y Marina Iglesias Otero son tres mujeres que, aunque desde niñas admiraron y disfrutaron de la pintura de otros, en su interior se escondía un pincel con ganas de llenar lienzos de colores.

Las tres pintoras descubren su habilidad ya jubiladas, cuando al abandonar su actividad principal se conocen en una escuela de pintura con muchas ganas de aprender y, después de varios años recibiendo clases de las diferentes técnicas con las que plasmar su mirada a través del pincel y las paletas, deciden exponer su obra.

Son tres amigas unidas por el arte, tres mujeres totalmente diferentes conectadas por una vocación tardía, la pintura.

Carmen, de Gondomar; Margarita, de Cádiz y, Marina de Villagarcía de Arousa, coinciden en su admiración por los pintores impresionistas, aunque Carmen (Mucha, como todo el mundo la llama) puntualiza que siempre le sorprendieron los retratos y su enorme realismo y detalle.

Margarita Abarzuza nos explica, y se le ilumina la cara, que en los años 50, siendo ella una niña, veraneaba en la misma casa donde hoy expone sus cuadros y que resulta ser, desde hace décadas, la sede del Liceo Marítimo de Baiona.

El alma del grupo, Marina, expresiva, irónica y divertida nos cuenta que siempre quiso que las paredes de su casa tuvieran cuadros firmados por ella, al fin lo ha conseguido. Una mujer activa, espontánea y decidida que no parece conocer límites y, de la que su compañera Mucha dice “donde se mete Marina, va hacia arriba”, haciendo referencia a un nuevo e ilusionante cambio en la dirección del Liceo que hoy pilota Laura Miguez con intención de darle impulso a actividades que mejoren los ratos de ocio de los socios y, que cuenta con Marina Iglesias en su directiva.

De las tres pintoras, una tiene en su ADN el arte; su abuelo, discípulo de Soroya, es de quién ella hereda esa estupenda mano y paleta, nos cuenta.

Lo cierto es que entrar en la sala de exposiciones del Liceo Marítimo es una alegría para la retina y una explosión de color inunda la sala. Se diferencian perfectamente las pinturas de cada una y, hay que decir, que una vez hemos charlado con ellas, cualquiera de las tres plasma, de algún modo, su identidad en sus cuadros.

“Tres mujeres, tres amigas, tres miradas” no es la única actividad que ofrece el Liceo que hoy cuenta con más de un centenar de socios que disfrutan de las instalaciones donde se ofrecen cursos de informática, bailes de salón, zumba, charlas, exposiciones, presentación de libros y, que está abierto a sugerencias que puedan animar a los baioneses y baionesas, también a los que pasan largas temporadas en este maravilloso pueblo que mira al Atlántico, a formar parte de un nuevo proyecto ilusionante y que esperan suponga un vuelco importante a la actividad de esta Asociación sin ánimo de lucro que ocupa un lugar privilegiado en la geografía gallega.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 4 =