martes, 3agosto, 2021
35.1 C
Seville

Tres antiguos trabajos que se han vuelto a poner de moda en los tiempos modernos

- Publicidad -

análisis

El supuesto exilio del rey emérito: un año de farsas y grave daño a la democracia

Un año, un año ya desde que el rey emérito, acosado por los escándalos financieros y los líos de faldas, hizo las maletas y...

Un informe de la UE detecta que España carece de una «estrategia específica» contra la corrupción

El informe sobre el Estado de Derecho en España en 2021 elaborado por la Comisión Europea, y al que ha tenido acceso Diario16, detecta...

Fascismo, narcotráfico y fe

El enfoque religioso en el uribismo tiene un origen ya descrito en analistas e investigadores de las estrategias fascistas. Ya Klemperer en 1947, a partir...

Zapata y Peleteiro dejan en ridículo la xenofobia de la ultraderecha

La madre de Ray Zapata, el flamante medallista en gimnasia artística, tuvo que salir de República Dominicana, con sus tres hijos a cuestas, en...
- Publicidad-

Actualmente, con el progreso y las nuevas tecnologías, una gran cantidad de oficios tradicionales, desempeñados durante generaciones han desaparecido, o bien, en la mejor de las situaciones, se han transformado. Es el caso del antiguo sereno, cuya misión era la de vigilar las calles, regular la iluminación en horario nocturno y, en algunas ocasiones, abrir algunas puertas. Esta figura que existió en España y en algunos países de Sudamérica hasta no hace mucho tiempo, hoy por hoy, ha sido sustituída y ampliamente mejorada por los guardas de seguridad. 

Igualmente, ocurre con los operadores telefónicos. Los telefonistas eran una parte integral del funcionamiento de una red telefónica antes de que la tecnología los absorviese y los convirtiera al modernismo, dando como resultado a los teleoperadores actuales.

Sin embargo, hay que decir, que existen otros muchos oficios que han resistido el paso del tiempo contra viento y marea y que se han hecho un muy merecido hueco en esta era tecnológica por la que atravesamos llegando a pisar muy fuerte en la sociedad del siglo XXI que nos ocupa. Veamos a continuación algunos de ellos.

Barbero

Este oficio que ha compañado al hombre durante milenios y que tuvo su origen en la Prehistoria, cuando los jefes del clan eran los encargados de cortar pelo, barbas y demás greñas, ha sabido reinventarse y permanecer impertérrito e impasible en la cresta de la ola.

- Publicidad-

Así es, hoy en día cada vez más, resulta muy frecuente encontrar caminando por la calle principal de cualquier ciudad, una barbería que use las navajas rectas de antaño y que te prometa una experiencia a la antigua usanza. 

Con los barberos se ha creado un verdadero movimiento cultural y una  reevaluación general de lo que significaba para los hombres cuidar de sí  mismos estéticamente.

Las barberías han encontrado su nicho de mercado en los hombres que  quieren un trato personalizado y completamente individualizado y adaptado a cada interés, una experiencia diferente a la típica peluquería. Son en su mayoría, gente joven que han sabido captar y aprovechar la innovación y la esencia que ofrecen las barberías contemporáneas. 

Modistas

En el mundo de la moda se puede trabajar en varias vertientes distintas. Desde los diseñadores, hasta las costureras, todos tienen un papel protagonista. Sin embargo, con el paso de los años, nos hemos olvidado que existe una extremadamente importante y que actualmente ha regresado con bastante vigor. Hablamos de las modistas.

El perfil de la modista ha estado integrado en las sociedades de forma prácticamente clandestina a través de los siglos, puesto que históricamente la ejecución de trajes y vestidos estuvo en manos de los sastres. No será hasta el siglo XIX que cobren la importancia y consideración social que merecían. 

Es así como surge lleno de energía este oficio, regentado y dirigido por mujeres, cuya misión es hacer prendas de vestir, generalmente de mujer aunque también de hombre. Para ello, la modista diseña, patrona, crea prototipos, elije tejidos, corta, ajusta,  confecciona… y mucho más. Comprobemos con detalle cuales son sus funciones:

  • Confeccionar todo tipo de ropa.
  • Tomar medidas al cliente, orientarle en el momento de escoger la tela o asesorarle sobre el estilo que más puede favorecerle.
  • Fijar un precio, tomando en consideración el coste de los materiales y el tiempo empleado para confeccionar la prenda.
  • Trasladar a un patrón las medidas de la tela y cortar.
  • Coser cuidadosamente la prenda, empleando diferentes clases de puntadas.
  • Terminar el trabajo a máquina y ocasionalmente planchar la prenda para rematar la faena.

Llegados hasta aquí, cabe señalar que gracias a la tecnología, cuentan actualmente con maquinas de coser portatiles que les facilita extremadamente el trabajo y con las que pueden darle la vuelta a su negocio, deplazándose hasta los domicilios y explorando todas sus posibilidades.

Eso sí, desde aquí te recomendamos que antes de comprar alguna, solicites el asesoramiento de especializados profesionales, como los que hallarás en Mejores Máquinas de Coser, una plataforma segura y confiable que te garantiza los resultados en todo momento. Además, es muy sencillo contactar con ellos clicando en su página web.

Carpintero

Como consecuencia de este mundo globalizado y cambiante en el que la oferta llega por multitud de canales, la figura del carpintero ha sabido resistir siendo más profesional y de un modo diferente al pasado. Si antes el carpintero era un artesano del producto, hoy en día la demanda se centra en mantener ese gusto por  las cosas bien hechas y el cliente piensa en el carpintero como el especialista, centrando la demanda de la carpintería en una pieza en particular, que se sale del estándar por su estética, por sus medidas, por sus prestaciones o por su estética.

El carpintero de hoy existe porque entiende la diferencia que el cliente le plantea frente a otras ofertas que se dirigen a la generalidad de los usuarios en el mercado. Ahí radica su poder.

Como puedes observar, todos estos oficios convencionales de la vieja escuela, presentan un futuro claramente prometedor, ya que está demostrado que el cliente, al final, más allá de las modas, lo que quiere es un servicio especializado y de calidad.

¿Y tú, qué opinas?

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

La fuga del rey y una reforma urgente y posible

A pesar del Covid, de los Juegos Olímpicos y de tanta bomba informativa, una de las noticias de la semana es el primer aniversario...

La banca online como refugio ante las comisiones

Por norma general, las entidades bancarias comenzaron a cobrar comisiones a sus clientes por mantenimiento de cuentas. Esto se une a las comisiones que...

Francisco Fernández, fotógrafo

El rostro de Francisco Fernández tiene un brillo de infancia consentida, una luz de apego a la casa materna y, simultánea, la lágrima de...

Cierran el Pentágono por un tiroteo donde se reportan varios heridos

La sede del Departamento de Defensa de Estados Unidos, en Washington, ha sido clausurada hace escasos minutos debido a un tiroteo en el que...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

La fuga del rey y una reforma urgente y posible

A pesar del Covid, de los Juegos Olímpicos y de tanta bomba informativa, una de las noticias de la semana es el primer aniversario...

La banca online como refugio ante las comisiones

Por norma general, las entidades bancarias comenzaron a cobrar comisiones a sus clientes por mantenimiento de cuentas. Esto se une a las comisiones que...

Francisco Fernández, fotógrafo

El rostro de Francisco Fernández tiene un brillo de infancia consentida, una luz de apego a la casa materna y, simultánea, la lágrima de...

Cierran el Pentágono por un tiroteo donde se reportan varios heridos

La sede del Departamento de Defensa de Estados Unidos, en Washington, ha sido clausurada hace escasos minutos debido a un tiroteo en el que...