Tres mujeres adultas y cinco menores han sido detenidos por la Policía Local de Sevilla este domingo en la Avenida Cruz del Campo, en el barrio de Nervión, por burlar el confinamiento domiciliario impuesto tras el estado de alarma decretado el pasado 14 de marzo. El vehículo en el que viajaban las ocho personas circulaba haciendo eses por esta conocida avenida de la capital andaluza, con una rueda pinchada, además de tener los faros rotos y tener la ITV caducada.

Una patrulla de agentes de la Policía Local que participaba en el dispositivo desplegado para la vigilancia del cumplimiento de las medidas del estado de alarma contra el coronavirus se percató de la conducción irregular del coche. Cuando los policías le dieron el alto comprobaron que el vehículo tenía el documento de circulación caducado, que llevaba una rueda pinchada y los faros rotos. Del interior del vehículo fueron saliendo, además de la conductora, de 25 años, dos mujeres más, de 28 y 30 años, así como cuatro menores de edad, de 9, 8, 3 y 2 años, y un bebé de 15 días de vida.

Acompañados por dos patrulleros

Los policías escoltaron a las infractoras hasta su domicilio y les conminaron a no salir. Además de sancionar las infracciones de tráfico y el incumplimiento de las normas en vigor, escoltaron el vehículo hasta el domicilio a velocidad de seguridad y acompañado por dos patrulleros. A su llegada, los agentes conminaron a las tres mujeres a cumplir las medidas de confinamiento y evitar exponer a los menores a cualquier riesgo de contagio.

El delegado de Gobernación del Ayuntamiento de Sevilla y responsable del Comité Asesor durante la activación del Plan de Emergencias Municipal, Juan Carlos Cabrera, ha asegurado que “la Policía Local va a ser más rigurosa en la vigilancia del cumplimiento de las medidas de confinamiento necesarias para frenar la pandemia y que han marcado las autoridades sanitarias”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre