El president del Parlament de Cataluña, Roger Torrent, lanzó un alegato político durante su declaración como testigo en el juicio del ‘procés’: “Yo voté el 1 de octubre y tengan presente que volveremos a votar”, dijo ante los magistrados del Tribunal Supremo. A preguntas de Javier Ortega Smith, abogado de Vox, que había solicitado su declaración como testigo, Torrent aseguró que “los informes del Consejo de Garantías Estatutarias no son vinculantes”, por lo que los diputados independentistas decidieron no respetar las resoluciones del Tribunal Constitucional, que impedían la celebración del referéndum del 1-O, y cumplir con el mandato del pueblo catalán en ejercicio de su soberanía.

“No entramos a valorar el fondo de las propuestas, solo controlamos una cuestión meramente formal”, manifestó Torrent. “Un presidente del Parlament no puede limitar ni censurar el debate. Habría actuado igual que la presidenta Forcadell”, añadió el político catalán.

“No hay iniciativas de grupos parlamentarios que se puedan censurar”, recordó Roger Torrent, que añadió que “no se puede no admitir una iniciativa parlamentaria porque se censuraría el derecho de los diputados y los grupos parlamentarios”.

Además reconoció que “la ley de transitoriedad”, que pretendía conseguir la desconexión con el Estado español para avanzar hacia la República, se aprobó en el Parlament de Cataluña pero nunca tuvo efectos jurídicos. “Carme Forcadell no podía hacer otra cosa que admitir a trámite las propuestas de los grupos parlamentarios”, incidió Torrent.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre