El president de la Generalitat, Quim Torra, ha confirmado que no pagará los 8.500 euros que la junta electoral central le impone como multa (tres multas). La sanción tiene su causa en los los mensajes que el President envió en la campaña de las elecciones generales del 28 de abril (5.500 por referirse a los presos y exiliados y apoyarles en su discurso institucional de Sant Jordi y en una carta enviada a los funcionarios) y por los lazos amarillos (por negarse a retirarlos en un principio del edificio de la Generalitat y de los edificios institucionales).

Al preguntarle al respecto, Torra ha anunciado que no pagará la sanción y que recurrirá la decisión de la JEC.

«No pienso pagarlas. La libertad de expresión está en cuestión ahora mismo en el Estado español. Siempre que se castigue la libertad de expresión, la volveremos a ejercer y seremos consecuentes», ha afirmado.

Mantiene las palabras por las que le sancionan

Al preguntarle sobre el mensaje por el que le sancionan, Torra se mantiene en el mismo lugar: “Me reitero en que el 155 fue nefasto, y en que sí, hay presos y exiliados”.

Además, denunciado por desobediencia

La tercera multa se le impone por la negativa a retirar los lazos amarillos de los edificios de la Generalitat en campaña electoral. Pero además, por estos mismos hechos tiene abierta una causa por desobediencia.

La Fiscalía Superior de Catalunya pide un año y ocho meses de inhabilitación y 30.000 euros de multa por este caso a Torra.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre