martes, 26octubre, 2021
14.2 C
Seville

Todo necesita solo verdad

José Repiso Moyano
Escritor español de larguísima trayectoria nacido en Cuevas de San Marcos, Provincia de Málaga, que ha publicado miles de obras en 50 años (literarias, de conocimiento,etc), y ha obtenido premios y reconocimientos por su participación en concursos, periódicos, revistas, recitales, programas de radio, acciones humanitarias y eventos literarios en todo el Mundo.
- Publicidad -

análisis

Sánchez ha provocado que el PSOE no le interese a nadie

A nadie le amarga un dulce, dice el adagio popular. Si lo trasladamos a la política, en concreto, nadie disfruta más de un baño...

El Repaso del 25 de octubre: caso Alberto Rodriguez, simulacro en Nueva York y noticias de actualidad

Como cada día en El Repaso analizamos las principales noticias de actualidad. No te pierdas El Repaso de hoy, donde analizamos el caso de...

Sánchez comienza a gobernar utilizando métodos franquistas

Pedro Sánchez se encuentra en una situación límite en la que podría encontrarse en los próximos días sin socios en el gobierno y en...

Los gobiernos condenan al planeta a un desastre climático total

Los gobiernos proyectan un aumento colectivo de la producción mundial de petróleo y gas a lo largo de las próximas dos décadas, a pesar de haber...
- Publicidad-

Toda persona necesita solo verdad; pero de verdad, siempre sin reservas, sin excusas, sin trampas, sin privilegios, sin cobardías y sin irresponsabilidades.

Toda sociedad necesita solo verdad; pero de verdad, sin engaños, sin hipocresías, sin demagogias, sin explotaciones, sin guerras, sin defensas a mentiras, sin fanatismos, sin cinismos, sin maltratos por causa religiosa, ideológica, de sexo o de etnia.

El caso es que cualquier bien, cualquier esencialidad, sí, necesita solo verdad, una expresión o un manifestarse (de quien sea o en donde sea) consecuente a alguna responsabilidad que no se elude, o sea,  mecanismos de ética o de juego limpio hacia todo o hacia todos.

En claro, se necesita lo que no puede corromperse, ni puede ocasionar daños gratuitos, ni puede tapar nunca alguna dignidad, ni puede negar alguna evidencia, ni puede  buscarle seguidores a algo o a alguno que nada aporta de equilibrio (tratándose de ése que lo avala solo la razón) a la sociedad.

Y es que se necesita constantemente (hacia un mañana mejor) solo lo esencial, lo que está antes de la preferencia arbitraria de cualquier postor o cantamañanas o especulador u opinador. En el fondo, el considerar lo que es esencial, como referencia para todo lo que tú digas o hagas, es ahora y siempre el distinguir lo que no es esencial, ¡eso! (aunque sí lo sea para ti o de una forma subjetiva, egoarbitraria o que no puede evitar confusiones). Exacto, lo esencial es solo y solo: lo que puede evitar confusiones o sinrazones u oscuridades de todo tipo. ¡Eso es lo esencial!

Y ya, con tal base, es esencia para desarrollarse una ética, una política, una cultura, una literatura, una convivencia, un progreso que repara errores o una sociedad (ni más ni menos). Todo, pues, en torno a unas reglas fiables o no manipulables, sí, en torno a unas reglas éticas, ¡incorruptibles! (en donde las mentiras al fin no tienen cabida).

Ningún ser humano sin ética será jamás humanitario o decente o ayudador de algún bien, ¡ninguno!, porque es la ética en precisión lo que le reprueba uno u otro error, es la ética lo que lo hace libre (de cadenas y de males) y es la ética lo que lo hace ser consciente de sus vanidades, de sus terquedades, de sus daños o de sus irresponsabilidades.

¡Ah!, pero la ética tiene también su máxima por ser ética (o sea, su madurez que se hace imburlable). Y es:

1- Tú no puedes exigir a la naturaleza nada si tú actúas a contranatura.
2- Tú no puedes exigir razón a nadie si tú ya beneficias a algunas sinrazones.
3- Tú no puedes exigir respeto ni información limpia ni educación de verdad si ya lo primero que haces es dar las espaldas a lo único que sostiene o ampara el respeto:  realidad-ética-razón.
Y dar las espaldas es no ayudar o dejar morir a algo. ¡Exacto en decencia!

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

4 Comentarios

  1. No veo la segunda intención, e incluso juro que lo entiendo porque es de sencilla interpretación y entendimiento. Pero creo que esto lo ha escrito dirigido a alguien a quien no se ha atrevido a nombrar, señor Repiso en reposo. Entonces se presenta con un debe de valentía, personalidad y honestidad que deja sobre un lago helado su aceite hirviendo.
    » Una media verdad es la más infame de las mentiras»
    -Mark Twain-

  2. La verdad, a lo largo de 3000 años, ha sido considerada seguridad-confianza (emunah hebrea), claridad-desencubrimiento (aletheia presocrática), verosimilitud (homouosis aristotética), veracidad (veritas romana), adecuación (adaequatio de Tomás de Aquino), rectitud, ens realissimum (de los idealistas alemanes), coherencia, consenso y apertura (según propone Heidegger). La amalgama de lo que significaba la verdad iba ligada a la amalgama de lo que ha significado ente en total. El ente en total, según Zabala, ha sido considerado, a lo largo de esos 3000 años, como idea, como presencia, como acto, como representación, como objetividad, como voluntad (de poder), como con-versación, como huella…

    Heidegger advirtió de que la esencia de la verdad era la verdad de la esencia…, siendo la esencia la significación griega del ente en total.

    La sentencia “todo necesita solo la verdad” establece una relación de necesidad entre ente en total y verdad. Es una sentencia pareja a la de “Nada es sin fundamento” de Leibniz. También es parecida a la de Hegel “Todo lo real es racional y todo lo racional es real”…

    Quizá tendríamos que incidir en la relación de necesidad que impone usted entre ente en total y verdad. O entre idea y aletheia (¿“toda idea necesitaba solo claridad”?). O entre presencia y verosimilitud (¿”toda presencia necesitaba solo verosimilitud”?). O entre acto y adecuación (…). O entre objetividad y rectitud (…). O…

    La necesidad es propia del existente. Y el existente, como animal racional, o, mejor dicho, como inquiriente que se pregunta por la verdad del ente en total, no puede dejar de plantear tal relación desde la necesidad.

    Sinónimos de necesidad son precisión, requisito, limitación, condición, exigencia, obligación. Son sinónimos que remiten a la razón, al fundamentar de la razón del animal racional. Con lo que la sentencia “Todo necesita solo la verdad” se traduciría como “todo precisa solo la verdad”, “todo exige solo la verdad”, “todo tiene como condición-límite solo a la verdad (para poder-tener presencia)”… Pero necesidad también significa precariedad, carestía, insuficiencia, hambre, escasez…, quizá aquéllas en las que se instala sin remedio ni salvación tal animal racional como existente… Y así es que, desde tal pobreza, desde la cual tal existente inquiriente indaga y sentencia, tal vez, también, a la vez, esté implorando impotente, desvalido y arrojado, no a las verdades empíricas del ente en total, sino a las ontológicas de su poder-ser y a las de su querer-llegar-a-ser. Dejándose mostrar así no la esencia de la verdad, ni la verdad de la esencia, sino la pregunta fundamental por el ser…
    Lo real, la realidad y la realización aparecen entrelazadas aquí como entrelazadas estarían la pregunta (preliminar) por la verdad, la pregunta (conductora) por el ente y la pregunta (fundamental) por el ser que plantea Heidegger en sus ejercicios semestrales del 1937-1938.

    Y ya. Hasta ahí me sé.

  3. Hola:
    Este artículo no está escrito a modo de propuesta, de opinión o de intención, sino únicamente de EVIDENCIAR LA VERDAD (o lo que pasa tangiblemente), que eso ya es solo objetivo de la misma racionalidad.
    Así que no tiene intencionalidad ni le interesa, ¡entérese!
    Y a ti, Ordabil: No me emborrache con estupideces filosóficas, ¡por favor!
    La verdad únicamente es: LO QUE LA RACIONALIDAD DIGA. Pero la racionalidad nunca contagiada por alguna sinrazón. La filosofía es ontológica, es decir, no puede evitar el «¿qué es antes el huevo o la gallina?, ¿qué es antes el pensar o la realidad?, etc. Es decir, te mete en un manicomio metafísico irremediablemente.
    Y ya, al fin, es hora de ser menos pensador de lo ajeno a lo evidente o de lo que es siempre irreal, manipulador y liante.
    Saludos
    José Repiso Moyano

  4. “Verdad es lo que la racionalidad diga” es una sentencia aristotélica que Heidegger ha criticado. La verdad de la idea de razón que desarrolla el animal racional contrasta con la verdad como apertura que desplegaría el dasein…

    …Pero, en cualquier caso, “Toda verdad, quienquiera que la diga, proviene del espíritu santo” que diría Tomás de Aquino nombrando a otro santo. Esto es, “Cualquier verdad –ya sea seguridad-confianza, ya sea claridad-desvelamiento, ya sea verosimilitud, ya sea veracidad-rigor, ya sea adecuación-correspondencia, ya sea coherencia, ya sea utilidad, ya sea consenso, ya sea apertura-, quienquiera que la diga –ya sea el individuo auto-realizado o no, ya sea la persona gobernada o no, ya sea el ser humano dignificado o no, ya sea el sujeto trascendente o no, ya sea el dasein autentificado o no–, emana del espíritu santo. Siendo el espíritu santo un ser inmaterial etéreo provisto de una voluntad y de una razón descomunales e inhumanas que el hombre –ya sea desde la racionalidad del animal racional, ya sea desde el arrojamiento del eks-sistente, ya sea desde la pasión del homo patiens o desde el sentido del homo viator– anhela tener. Ah, cómo anhela la verdad del espíritu santo «el hombre quienquiere». Y es ese anhelar-verdad un potencial que late inherente a su estado de precariedad, exigencia, urgencia y premura; un estado con el que se halla, y toma conciencia de sí mismo, en lo real. Eso es justamente así, señor José, no es ninguna ebria estupidez filosófica, por favor.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

El presupuesto del Ministerio de Trabajo permitirá reforzar las políticas de empleo post-Covid

El secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, compareció ayer en la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones...

Las jugadoras de pádel se plantan en el Campeonato de España porque los chicos cobran primas que a ellas les niegan

Este año el Campeonato de España de pádel no contará con el torneo femenino. Las jugadoras se plantan porque les niegan unas primas que...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

El presupuesto del Ministerio de Trabajo permitirá reforzar las políticas de empleo post-Covid

El secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, compareció ayer en la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones...

Las jugadoras de pádel se plantan en el Campeonato de España porque los chicos cobran primas que a ellas les niegan

Este año el Campeonato de España de pádel no contará con el torneo femenino. Las jugadoras se plantan porque les niegan unas primas que...