Todo aquel que prueba una cerveza artesanal nota, desde el primer trago, que esta tiene un sabor más intenso que la cerveza convencional. El licor se extrae del grano de la cebada, el trigo o la avena. Las cervezas artesanales se elaboran sin pasteurizar y sin añadir conservantes ni aditivos. El proceso es más laborioso y la malta obtenida a partir del grano, se genera mediante procesos naturales (mezclando agua, lúpulo, cereal y levadura).

Si no has probado aún alguno de los distintos sabores y olores de las mejores cervezas artesanales, puedes comprar estas bebidas por internet. Existen lotes de cerveza para regalar ideales para compartir con amigos o familiares. En la red dispones de una amplia gama de cervezas tradicionales, nacionales y de importación. Tan sencillo como pedirlas y recibirlas en casa.

Cómo se elabora la cerveza artesanal

Para elaborar una excelente cerveza artesanal es necesario pasar por cinco etapas naturales: maceración, cocción, enfriamiento, fermentación y envasado. La maceración se produce en los lugares más óptimos para el maceramiento del grano. La cocción, tiene que ser realizada en una caldera con una capacidad máxima para generar 7500 litros. No se admiten ni las calderas de superior tamaño, ni las llamadas calderas de «gelatinización». Estas últimas son las que se emplean para obtener más azúcares en el producto final, añadiendo ingredientes como el arroz o el maíz.

Posteriormente, tras el enfriamiento; la fermentación y la gasificación de la cerveza artesanal se producen de forma natural. Para que una cerveza obtenga la certificación de «artesanal», todos sus procesos de elaboración tienen que ser naturales, sin usar aditivos, conservantes, antioxidantes, colorantes etc. Muchos maestros artesanos que crean estas cervezas tradicionales incluyen en su composición materias primas, como las frutas o las especias, para aromatizar el sabor del producto final. 

Finalmente, el envasado de la cerveza artesanal también se realiza mediante procesos tradicionales, al contrario que con la cerveza convencional. Las cervezas artesanales siempre se presentan en botella, aunque esta sea de barro.

Si eres un apasionado de la cerveza, tanto si te gusta su consumo moderado, como si la consumes a diario, sabrás que beber cerveza artesanal es aún más saludable que la cerveza industrial. Esta bebida cuenta con un considerable número de proteínas, silicio y vitamina B. Está demostrado científicamente que el lúpulo de la cerveza es bueno para combatir el deterioro cognitivo, entre otros beneficios saludables. Tomar cerveza con moderación es aconsejable para la salud. Cuando consumes una cerveza artesanal, los ingredientes siempre son naturales y de máxima calidad, por lo tanto, los beneficios serán también mayores respecto a la cerveza convencional. 

Además, la cerveza artesanal tiene una gran capacidad para el maridaje. Existe una cerveza ideal para cada tipo de comida. Así mismo, también tienes una cerveza óptima para cada estación del año, producida con ingredientes específicos de cada época. No dejes perder la oportunidad de ampliar tu paladar y conocimiento sobre las cervezas artesanales. Según empieces, te aficionarás a saber más sobre su historia y elaboración.  Aprenderás a diferenciar sus distintos aromas y matices. Y seguramente, incluirás tu nueva afición a la cerveza artesanal en conversaciones con amigos o familiares.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre