La crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19 ha provocado algunos cambios en la forma de viajar. De esta forma, si en veranos anteriores, muchas personas optaban por coger un avión y viajar al extranjero, este año han sido muchos los españoles que han optado por el alquiler de autobuses para, así, conocer España por carretera o incluso para desplazarse hasta países extranjeros cercanos.

En este sentido, el alquiler de un autobús puede ser una buena alternativa para viajes en grupo que no suponen trayectos excesivamente largos. Hoy en día, son muchas las empresas que ofrecen un servicio de alquiler de autobuses como, por ejemplo, la empresa Esteban Rivas.

Qué considerar antes de alquilar un autobús

Antes de nada, uno de los aspectos que deberemos considerar en primer lugar es el dinero que supone alquilar un autobús. En este sentido, el precio del servicio variará en función de los días de viaje y del número de paradas que se realicen. Otras cuestiones que pueden aumentar el precio del servicio son el transporte de animales en bodega, el paso por carreteras de peaje o algunos servicios extras.

A la hora de alquilar un autobús, también deberemos saber con exactitud el número de pasajeros que transportaremos. De esta forma, aunque es normal que siempre surjan imprevistos de última hora, es recomendable intentar cerrar el número de personas que conformarán el grupo lo antes posible. Así, podremos alquilar el autobús que mejor se adapte a las dimensiones del grupo.

Otro aspecto relevante para tener en cuenta es la comparativa de precios entre diferentes empresas. De este modo, aunque siempre es importante intentar ahorrar durante los viajes, no debemos fiarnos de ofertas excesivamente baratas, ya que en la mayoría de los casos este tipo de servicios se caracterizan por su baja calidad y por el mal estado de su flota de autobuses.

Igualmente, también tendremos que plantearnos si deseamos tener un conductor o si, por el contrario, seremos nosotros mismos u otra persona del grupo la responsable de conducir el vehículo alquilado. Con todo, es importante no olvidar que para conducir un autobús no es suficiente con tener el permiso B vigente, sino que la persona que conduzca deberá estar en posesión del permiso D, aquel que habilita para conducir vehículos de más de ocho personas.

Asimismo, otra de las cuestione que puede ser interesante valorar es el estado de la flota de autobuses de la que dispone cada empresa. De este modo, nos aseguraremos de que viajamos en un vehículo moderno y cómodo, que cumple con todas las normas de seguridad.

Además, para saber que acertamos con la empresa que estamos contratando, lo mejor es comprobar las valoraciones y opiniones que sobre ella existen en internet. Así, podremos observar las calificaciones de clientes anteriores, comprobar sus opiniones y tener la garantía de que la empresa seleccionada es 100% fiable.

Requisitos para alquilar un autobús

Para alquilar un autobús, los requisitos serán un poco diferentes en el caso de autobuses con o sin conductor. En el segundo de los casos, a la hora de firmar la contratación de los servicios, deberemos presentar toda la documentación relativa al conductor seleccionado por el propio grupo, fundamentalmente aquellos papeles que certifiquen que esa persona esta capacitada para conducir un vehículo de esas características.

En el caso de contractar un autobús con conductor, el requisito mínimo será ser mayor de edad para poder firmar el contrato. En cuanto al costo del servicio, muchas empresas solicitan el abono de parte o de la totalidad del precio del servicio contratado.

Ventajas de viajar en autobús

Sea cual sea tu destino de viaje, te dirijas a Aracena o a Santiago de Compostela, viajar en autobús presenta una gran variedad de ventajas. Por ejemplo, viajar en autobús suele ser más económico que hacerlo en otro tipo de medios de transporte, por lo que no tendremos que destinar gran parte de nuestro presupuesto a cubrir los desplazamientos.

Además, hoy en día, los autobuses cuentan con asientos muy cómodos que nada tienen que ver con los modelos que destrozaban las espaldas antaño. Por esta razón, viajar en autobús constituye actualmente una de las alternativas de transporte más cómodas.

Igualmente, viajar en autobús ofrece unas garantías de seguridad muy elevadas. En primer lugar, porque en la mayoría de los casos, estos están pilotados por conductores profesionales que dominan a la perfección el vehículo que dirigen. Además, debido a las limitaciones de velocidad estipuladas para este tipo de transportes, los autobuses son, hoy por hoy, totalmente seguros.

Asimismo, al viajar en autobús no tendrás que preocuparte prácticamente de nada, ya que será el propio conductor el responsable de establecer las rutas y comprobar cuáles son los mejores itinerarios. De la misma forma, viajar en autobús supone una oportunidad para aprovechar mejor el tiempo, ya que durante los trayectos por carretera se podrá leer, escuchar música o ver una película.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre